sábado, 7 de septiembre de 2013

JUJUY: MOVILIZACIÓN Y CRISIS POLÍTICA



El 28 de agosto, las fuerzas de seguridad llevaron adelante una brutal represión contra los trabajadores de la Intersindical, que dejó detenidos y un centenar de heridos. El vicegobernador Jenefes había advertido que “mandaría la policía” a quienes reclamen por mejoras salariales. Esto, mientras el gobernador Fellner apoyaba la reapertura del canje de deuda (Tribuno, 28/8). - See more at: http://po.org.ar/blog/2013/09/05/jujuy-movilizacion-y-crisis-politica

Los trabajadores estatales en Jujuy vienen dando una dura batalla desde marzo para romper el “techo” del 24% impuesto unilateralmente por el gobierno en las paritarias. Se han realizado cientos de reuniones, asambleas, petitorios y marchas. Nada de esto ha hecho mella en el gobierno. Pero a principio de año, ¡los funcionarios se aumentaron el salario un 100%!

La represión fue ordenada desde la Casa de Gobierno. El saldo: la detención de unas 50 personas, incluido varios dirigentes sindicales. Hubo también más de 40 heridos, algunos de gravedad, y se han denunciado golpizas cuando estuvieron detenidos.

El día siguiente tuvo lugar un paro provincial y una enorme manifestación al grito de “Fuera Fellner – Fuera Jenefes”.

La movilización profundizó la crisis política en la provincia. El gobierno ha sido obligado a sentarse en una mesa de negociación, y ofrecer medidas paliativas: 300 pesos no remunerativos en tres cuotas, un proceso de “blanqueo” de sumas en negro y abrir un curso de pase a planta de manera secuencial a los trabajadores.
El gobierno no ha podido salir de la crisis, en medio de la campaña electoral. Bajo la presión del movimiento, el Frente de Gremios Estatales y la Multisectrorial, que habían acordado las paritarias por el 24%, ha rechazado este nuevo acuerdo. Los judiciales siguen en pie de lucha, y los médicos de los hospitales han presentado la renuncia masiva en reclamo de personal e insumos. También se ha agravado considerablemente la crisis entre los K de saco y corbata, por un lado, y los de Milagro Sala, por el otro.

La radicalización de sectores obreros plantea reforzar la intervención del Frente de Izquierda, en el curso de estas luchas y en la nueva fase de la campaña electoral. Luchemos por el voto y el ingreso del Frente de Izquierda a la Legislatura, para desarrollar una alternativa política propia de los trabajadores contra el gobierno que ha desfalcado a Jujuy para sostener a los grandes capitalistas instalados en la provincia.

Iñaki Aldasoro

No hay comentarios: