miércoles, 28 de diciembre de 2016

Un Bono miserable para los trabajadores jujeños

El  gobernador Gerardo Morales anuncio el lunes pasado, que se pagará el  esperado  bono de fin de año a los trabajadores del estado provincial. El anuncio está muy lejos de lo esperado por los trabajadores y de lo  planteado por el arco sindical, incluso es menor al bono del 2015, que fue de 4mil pesos en cuotas. Fue un anuncio unilateral del gobierno, mientras se encontraba en un acto a 180km de San Salvador.
Se pagará en una sola cuota y la cifra es mucho menor a los $5.320 que habían solicitado los sindicatos estatales; los que ganan hasta 15 mil pesos percibirán $1500 pesos como bono, de 15.001 pesos a 20 mil cobrarán $1000 pesos,  mientras que los que ganen más de 20 mil recibirán $500 pesos. Una miseria por donde se lo mire, si consideramos que la inflación anual  supera el 40%.
Si bien el bono es un complemento al salario, pretende de alguna forma compensar lo perdido con la inflación en estas fechas festivas, sin embargo el monto anunciado por el gobernador Morales  parece una burla al conjunto de los trabajadores, sobre todo en  un año donde el ajuste y los tarifazos hicieron  que el salario  tenga una  importante pérdida de su poder adquisitivo.
EL gobierno ofrece esta miseria luego de un año de combatir cualquier tipo de protesta social u organización que reclame: ha descontado días de paro, detenido a los obreros del SEOM, reprimido a los trabajadores de Ledesma, mantuvo detenida un año sin sentencia a Milagro Sala, reubicado a la fuerza a vendedores ambulantes, etc.
El gobierno intentó justificar esta cifra aduciendo que no recibieron ayuda del gobierno nacional por lo que tuvieron que recurrir a “meter mano de todos lados” para el ofrecimiento. El gobierno de Morales era un privilegiado a la hora de recibir adelantos de fondos de la nación, al punto que ha sido la provincia que más plata recibió de NOA en este concepto. En algún momento se iba a cortar el financiamiento “de amigos”. Sin embargo para el acto del 9 de Diciembre la provincia gasto millones en movilizar el aparato del radicalismo. (Ver PO Nº 1441)
Un gobierno que a un año de gestión, no puede mostrar ningún progreso en la provincia, puesto que no  llegó nunca  la lluvia de inversiones ni el Plan Belgrano y se perdieron miles de puestos de trabajo. La continuidad del ajuste, marca el camino que tenemos que seguir los trabajadores y los sindicatos combativos, no le podemos otorgar ni a Macri, ni Morales un fin de año  en paz cuando se pretende descarga todo el peso del ajuste en marcha sobre las espaldas de los trabajadores.
La burocracia sindical local opera en sintonía con la nacional: hacen la plancha. A pesar de la bronca generalizada de los obreros por un bono que no alcanza ni para poner la comida en la mesa en estas fechas, no han salido a reclamar ni tomar ninguna medida, apenas atinaron a pedir una reunión con los funcionarios.
En este contexto  la movilización que se realizo en  Jujuy a 15 años de la rebelión popular, estuvo enmarcada en la denuncia al ajuste en curso y en rechazo al miserable bono anunciado por el gobierno, marchamos  junto con el sindicato de trabajadores municipales SEOM  y otras organizaciones sociales, que en esa jornada organizó una marcha en capital y cortes en el interior, porque entendemos que  no hay que darle ninguna tregua al gobierno ajustador.

Estela

No hay comentarios: