jueves, 11 de mayo de 2017

Intentos de secuestro en Ledesma

El pueblo se moviliza. El intendente responsabiliza al pueblo
Durante la última semana de abril en Libertador General San Martín, Jujuy, se denunciaron al menos tres intentos de secuestro. El modus operandi fue siempre el mismo: vehículos sospechosos que abordan a víctimas de manera violenta intentando el secuestro. Todas ellas tienen alrededor de 20 años.

Una de las jóvenes hizo la denuncia en la Comisaría N° 39 “Salomón Guerra”, pero cuando el caso tomó estado público la policía negó que la misma haya sido realizada.

Frente a todo esto, los estudiantes del terciario IES Nº10 y compañeros de la denunciante reaccionaron de manera efectiva: usaron las redes sociales para denunciar la situación y convocaron a una movilización popular.

Fuerte movilización, con contradicciones

Cientos de jóvenes, docentes, familiares y vecinos marcharon desde el Comercial Nº4 hasta las puertas del municipio para exigir al intendente y al jefe de policía que tomaran cartas en el asunto. Allí presentaron un petitorio exigiendo mejoras en la iluminación y la presencia de agentes de seguridad pública en los establecimientos educativos y sus alrededores.

Sin embargo, al hacerse presente oficiales de policía para recibir el petitorio, fueron chiflados por la multitud. Ocurre que el terciario donde se produjeron estos ataques queda en pleno centro de Libertador, a escasas cuadras de una terminal de ómnibus que conecta con Salta e incluso un país limítrofe como Bolivia. Dada la edad de las mujeres, el método y el lugar en que se produjeron los intentos de secuestro, existe una fuerte sospecha de que estos hechos estén vinculados a la acción de una red de trata que funciona en una zona liberada.

Ante el pedido de presencia policial, el Plenario de Trabajadoras denunció que se trata de una de las instituciones del Estado que actúa en directa connivencia con el delito organizado y que por lo tanto una mayor presencia policial no representaría una solución.

Estos debates recorrieron la movilización, en la que también se planteó la necesidad de reformular el horario de cursada, conquistar el boleto estudiantil gratuito y la necesidad de un edificio propio. Otro de los reclamos fue la creación de guarderías maternales para estudiantes y docentes.

Declaraciones ¿desafortunadas?

Horas antes de la marcha el intendente radical de Cambiemos, Oscar Jayat, dijo en una entrevista radial  que "Libertador no es una isla" y que este tipo de hechos delictivos "también se dan en la provincia y en el país y que los padres deben cuidar más a sus hijos" .

Esta orientación que descarga la responsabilidad de la violencia en las víctimas, no es más que un intento de eximir al Estado de su responsabilidad en investigar estos hechos, lo que da la señal de que él también forma parte de la trama de encubrimiento.

Desde el Plenario de Trabajadoras repudiamos enérgicamente estas expresiones y exigimos una investigación independiente de lo ocurrido y la apertura de los libros de la comisarías a la consideración popular y de los organismos de Derechos Humanos. Exigimos que Jayat disponga de todos los recursos para garantizar un corredor seguro para las estudiantes, que contemple los reclamos de transporte gratuito a cargo del municipio e iluminación adecuada.

Advertimos que la policía sólo defiende los intereses de los poderosos y su cohorte. Es la misma policía que reprimió a los obreros azucareros el año pasado, cuando reclamaban un salario digno. Es la misma policía que ingresó a la facultad de Agrarias para amedrentar a los estudiantes gracias al aval de una contravención kirchnerista-radical.

Exigimos el inmediato desmantelamiento de la redes de trata y de todas las redes delictuales que se cobran la vida de las mujeres, como el narcotráfico.

Saludamos a los estudiantes del terciario IES 10 y su organización para esta marcha.

Ni una Menos. El Estado es responsable


Por la organización independiente de la mujer trabajadora.

Paula Retambay

No hay comentarios: