lunes, 31 de julio de 2017

CAMBIEMOS ARRANCA SU CAMPAÑA ELECTORAL CON UNA CRISIS (EN LA SALUD)

Apenas comenzada la campaña electoral, la fórmula apadrinada por Gerardo Morales (UCR-Cambiemos) tuvo su primera crisis. El candidato a senador en primer término, Mario Fiad, tuvo que presentar su renuncia como ministro de salud. El gobierno argumentó que el ministro renunciaba para dedicarse exclusivamente a la campaña electoral. Sin embargo, éste había rechazado renunciar a su cargo argumentando que no iba a abandonar la función y seguiría trabajando por "la salud de los jujeños".
 Jujuy vive un cuadro de vaciamiento de la salud pública que se ha potenciado bajo el nuevo gobierno, esto ha llevado a crisis en diversos hospitales, donde los trabajadores han denunciado la falta de recursos humanos y de insumos, los profesionales de la salud vienen realizando paros e inclusive han llegado a medidas extremas como la presentación de renuncias masivas como método para ser atendidos por el gobierno, como sucedió con los médicos del hospital San Roque, del Soria y el hospital de Palpalá.
 La salud en Jujuy, al borde del colapso
 La salud en Jujuy viene sufriendo un proceso de vaciamiento que se arrastra desde el gobierno anterior. Inclusive, en el cuadro donde Eduardo Fellner (PJ) anunciaba obras para el sector, se acentuaba el vaciamiento: recordemos que el gobierno anterior inauguró la Maternidad en San Salvador de Jujuy sin quirófano, y que este hecho fue trágicamente famoso por el fallecimiento de Fabiola Sánchez, joven que fue a dar a luz a la maternidad y no pudo ser atendida como corresponde.
 Bajo el gobierno de Morales, luego de prometer inversiones y un reconocimiento salarial para los profesionales, especialmente los que tienen que ir al interior, el cuadro de vaciamiento se ha acentuado. Han estallado conflictos en los hospitales del interior y de la capital. La situación se agrava porque más del 60% de la población en Jujuy se atiende en hospitales. Hace unos meses, un acampe de vecinos en el playón del hospital de Perico, exigiendo mejoras y subir de categoría el hospital para poder recibir atenciones más complejas, mostró al gobierno montando un acto electoral durante las fiestas patronales y donando… una ambulancia.
 Frente a este escenario, donde se multiplican las voces que denuncian la crisis en la salud, Morales ha decidido aceptar la renuncia del ministro de salud y así poder 'despegarlo' de su responsabilidad en la crisis de la salud pública en la provincia. Es decir, cae como resultado de la crisis del sistema sanitario provincial.
 En su lugar, ha asumido Gustavo Bouhid, hasta ahora delegado provincial del Pami Jujuy. En su función, Bouhid ha seguido la línea del gobierno nacional, defendiendo la quita de prestaciones y un ajuste en la obra social de los jubilados; así que podemos imaginar el rol de continuidad de esta en la cartera de salud.
 En estas elecciones se ponen todos los papeles sobre la mesa: de un lado el Frente de Izquierda, que defiende una alternativa política de los trabajadores, las mujeres y la juventud; y del otro los responsables políticos del vaciamiento de la salud en la provincia de Jujuy.


Iñaki Aldasoro


No hay comentarios: