martes, 4 de julio de 2017

MORALES MONTA UN NEGOCIADO CON LA EXCUSA DE LA ENERGÍA SOLAR

 Desde su asunción en 2015, el gobernador jujeño Gerardo Morales viene haciendo campaña con la instalación de plantas solares en la Puna para generar energía renovable y ecológica. Fue partícipe de la comitiva de Macri en su gira por Asia para cerrar acuerdos en China al respecto. Ha anunciado una batería de anuncios de inversión en la provincia, todavía ninguno firme, en un cuadro de recesión económica y de pérdida de puestos de trabajo.
 La Legislatura votó a fines del año pasado la ley N° 5949, donde habilita al Ejecutivo a tomar créditos por hasta 450 millones de dólares para la construcción de las plantas. El Export Import Bank of China (Exim Bank) financia el proyecto del Parque Fotovoltaico Cauchari I, II y III, que prevé una generación de 300 megavatios.
 Al regreso de la gira, el gobernador dijo que el Parque Solar era el proyecto más avanzado y que en junio vendrán los técnicos de China a trabajar con los técnicos locales. Sin embargo, ante una serie de impuestos imprevistos que la provincia no tomó en cuenta, la Legislatura salió a votar, con el aval de Macri, la Ley N° 6019 que habilita a la provincia para emitir títulos o bonos hasta 210,5 millones de dólares, para cubrir el faltante. Esta ley necesitaba una mayoría de dos tercios de los votos, y la votaron los radicales y aliados, massistas y aliados, un diputado del FpV y dos ex Unidos y Organizados (ahora socios de Morales).
Además, la Legislatura ha votado poner como fondo de Garantía los ingresos que recibe la provincia por coparticipación federal: o sea, los salarios de los empleados públicos.
 El gobierno de Cambia Jujuy ha duplicado la deuda provincial en un año y medio de gestión, pasando de 7 mil millones a más de 16 mil millones de pesos. Además, anunció la toma de deuda para compra de cámaras y equipamiento de seguridad en China (con la empresa ZTE), y para la planta de tratamiento de residuos sólidos (GIRSU).

Negocio redondo para los chinos
 En este acuerdo, los chinos armaron un negocio redondo: por un lado le venden a la provincia las celdas fotovoltaicas, y por el otro le dan un crédito al estado de Jujuy para pagarlas.
 El crédito será cubierto por la venta de energía a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESSA).  La compra de energía se garantiza a 59,75 dólares el Mw (megawatt) durante veinte años.
 Grandes anuncios, pocos cambios
 El gobierno ha planteado que la instalación del parque va a generar 600 puestos de trabajo directo y unos 1000 indirectos. Lo que no aclara es que será trabajo eventual, ya que luego de la instalación de los paneles, sólo quedará un grupo reducido que realizará tareas de mantenimiento. Con respecto a los puestos indirectos, tampoco hay certezas, ya que todo el material de China va a venir por el Pacífico y entrar vía Chile, a través del Paso de Jama hasta la Puna, lo que significa que una parte significativa de estos trabajos, como puede ser el transporte con camiones, se realizará casi íntegramente desde Chile.
 ¿Energía Verde?
El gobierno ha planteado en reiteradas oportunidades que Jujuy se va a convertir en la primera provincia en generar energía ecológica, renovable, en cantidades para satisfacer las necesidades de ciudades enteras. Sin embargo, esto hay que tomarlo con pinzas. Jujuy tiene una empresa privada de distribución y comercialización de la energía, EJESA, con sus plantas transformadoras instaladas en pleno ejido urbano: en los barrios Malvinas y Punta Diamante. Desde hace años los vecinos vienen luchando para sacar las plantas de la ciudad, por ser altamente contaminante y ante el crecimiento de los casos de cáncer en los barrios afectados.

 El Partido Obrero rechaza el hipotecamiento de generaciones de trabajadores y el endeudamiento provincial para este gran negociado. Propone un impuesto progresivo a las grandes fortunas y grandes concentraciones económicas para cubrir los costos de instalación. Plantea la apertura de los libros y el control popular de los gastos. Y plantea el retiro del ejido urbano de las plantas transformadoras.

Iñaki Aldasoro

No hay comentarios: