sábado, 5 de agosto de 2017

DOCENTES DE JUJUY: EL ´ÍTEM AULA´ DE GERARDO MORALES

El gobierno pagará un plus por "asistencia perfecta", similar al repudiado presentismo que Cornejo implementó en Mendoza.

El gobernador jujeño Gerardo Morales, junto a la Ministra de Educación Isolda Calcina y funcionarios del Ministerio de Trabajo y Hacienda, realizaron una conferencia de prensa el pasado 27 de julio para anunciar la implementación de un “Adicional por asistencia perfecta para Docentes”, que representa el 10% que se calcula sobre el básico y sobre todos los adicionales remunerativos y bonificables de cada servicio que preste el docente, y será efectivizado en el mes inmediato al periodo vencido y liquidado.

La medida la ha tomado el gobierno unilateralmente y nunca fue discutida en la mesa salarial que venía discutiendo el segundo tramo de la paritaria. Es el mismo mecanismo que implementó el gobernador Cornejo en Mendoza, ampliamente repudiado por la docencia de la provincia. Se trata de un mecanismo de "presentismo" sobre salarios de miseria que forzará a los docentes a presentarse enfermos al trabajo y viola el Estatuto Docente.

Ataque a los docentes

Estas medidas anunciadas para “combatir el ausentismo” se dan en un marco de crisis en la educación provincial: retraso en el pago de comedores, escuelas sin mantenimiento ni inversión, cientos de docentes provisionales que no cobran desde marzo debido a que el gobierno quiere estudiar “carpeta por carpeta” las designaciones docentes.

Además, Morales ha decidido cerrar la paritaria por decreto, como viene haciendo desde que asumió. En marzo dispuso un aumento del 10% a cuenta, en julio un 6% y en octubre un 4%, para cerrar una paritaria del 20% por decreto.

No queremos Escuelas-Empresas

Morales y Calsina llevan a rajatabla el Plan Maestro del macrismo, que tiene por objetivo  convertir a la educación en un negocio, implementando “premios” a los docentes que alimenten la “productividad” educativa.

A esto se suman el Operativo Aprender llevado a cabo a fines del año pasado, las capacitaciones a maestros y directores sobre “Liderazgo” y la continuación del programa GEMA de Unicef (Gestión Escolar para mejorar el Aprendizaje), que buscan culpabilizar a la docencia por la crisis educativa gestada por los sucesivos gobiernos y desvalorizar su fuerza de trabajo.

Los docentes jujeños debemos sacar conclusiones. La educación en la provincia siempre fue un blanco para descargar las crisis políticas de los gobiernos de turno. Ahora Morales no hace más que profundizar las medidas antieducativas bajo el gobierno de Fellner, que apuntan a soslayar la situación socioeconómica, recrudecida por el brutal ajuste que sufren las familias jujeñas, con docentes con salarios de pobreza, escuelas con necesidades serias de infraestructura, la destrucción de los equipos de apoyos escolares, el no pago de salarios, las persecuciones y amedrentamientos contra medidas de fuerza (como los descuentos por días de paro).

Por un plan de lucha provincial

Empujados por esta situación, el gremio de docentes primarios Adep (Ctera) realizó un paro de 24hs y movilización el lunes 31, sumándose también a la medida de fuerza el gremio de los docentes secundarios Cedems (CEA).

El paro fue en rechazo del aumento del 6% por decreto y contra el presentismo. Sin embargo, las direcciones gremiales no buscan discutir una salida a la crisis educativa, ni preparan las condiciones para la intervención de los docentes. Formalmente llevan el planteo del 35% de aumento, pero ya han dicho públicamente que se conforman con el 25%.

Desde Tribuna Docente Jujuy hemos participado en la marcha. Distribuimos un volante en el que llamamos a discutir esta situación en todas las escuelas, a rechazar el aumento del 6% y el presentismo, por la devolución de los días de paro, por el pase a planta permanente de todos los docentes y trabajadores de la educación, por un salario mínimo igual a la canasta familiar. Por asambleas y un plan de lucha provincial para obtener nuestras reivindicaciones. Creemos que este es el camino para  superar los límites de las direcciones sindicales actuales, que está visto que no piensan ir a fondo contra el gobierno de la coalición del ajuste.


ANDREA RUA 

No hay comentarios: