sábado, 5 de agosto de 2017

INGENIO LA ESPERANZA: LOS OBREROS GANARON UNA BATALLA

Después de más 10 de días de paro, aseguraron la totalidad de los puestos de trabajo para la zafra 2017

Los obreros del Ingenio La Esperanza acaban de tener una victoria sobre el gobierno, luego de un paro de más de 10 días, con piquetes, cortes y movilización.

La medida de lucha llegó a un punto culminante con un corte en la ruta 34 a la altura de Arrayanal, el mismo día que el presidente Macri venía a Jujuy a apoyar a los candidatos provinciales de Cambiemos. Esta medida obligó a una reunión con el ministro de producción y de Trabajo.

El acuerdo al que han llegado los trabajadores con el gobierno incluye el reconocimiento de horas extras a los obreros del sector campo, algo que hasta el momento era negado por el gobierno y suponía una pérdida de aproximadamente el 35% del salario; y la afectación de la totalidad del personal para la zafra 2017 o hasta la concreción de la venta del Ingenio. Este es el punto más importante, ya que el gobierno pretendía arrancar la zafra con 600 obreros y dejar afuera los 480 restantes, quienes habían rechazado el retiro voluntario o el pase a la administración pública.

Un gobierno que tuvo que recular

Desde el inicio del conflicto, el gobierno ha denunciado a los obreros como los responsables del estado de quiebra del ingenio y de “inviabilizar” la salida hacia la privatización. El propio gobernador Gerardo Morales ha denunciado públicamente al gremio y extorsionó por televisión a los obreros “¿Saben cuándo van a hacer cola los grupos empresarios [para comprar el Ingenio La Esperanza]? Cuando se liquide el ingenio y no haya un solo trabajador. [Ahora] hay una sola propuesta que [abarca] a 600 trabajadores. Es eso o no tenemos comprador. Es eso o se liquida”.

Por lo pronto, el gobierno no pudo quebrar la lucha de los obreros, de los familiares y de un pueblo que levantó su reclamo y obligó a Morales a asegurar los puestos de trabajo por la zafra 2017.

El conflicto continúa

Queda claro que los obreros han ganado una batalla. Sin embargo, queda un largo camino aún. Las intenciones del gobierno y de un eventual inversionista son de reducir prácticamente a la mitad la planta de trabajadores. Esto en un marco de gran reactivación económica del sector, producto de los altos precios del azúcar y del aumento del corte del bioetanol en nafta. También sigue pendiente la discusión paritaria de este año, que se presenta como un combate donde todas las patronales del azúcar de Salta y Jujuy están cerrando filas alrededor de un 18% (los obreros de Ledesma ya han votado en asambleaun paro de 96 horas a partir del 15 de agosto por un salario inicial de $23.300). El gremio ha planteado que hasta que no venga un grupo inversor con serias intenciones de adquirir el ingenio, no iban a soportar ninguna desvinculación; y que quieren sentarse a discutir qué cantidad de obreros deben quedar en la planta con el grupo que se muestre interesado.

Las asambleas masivas, las grandes movilizaciones y el acompañamiento del pueblo de La Esperanza y de San Pedro, demuestra que hay condiciones para obtener las reivindicaciones de los trabajadores.

En este sentido, y viendo el conjunto de ataques contra los trabajadores de los ingenios por parte de la patronal, es que reforzamos nuestro planteo a una convocatoria de un nuevo congreso de la FAR (Federación Azucarera Regional) que pueda discutir qué medidas  tomar para enfrentar el ajuste y pueda dar una respuesta de conjunto a esta embate de la patronal.

Ningún despido ni desvinculación en La Esperanza. Derogación de la “Ley de Emergencia”. Apertura de los libros. Control obrero de las finanzas y de la producción. Abajo las persecuciones.


IÑAKI ALDASORO

No hay comentarios: