miércoles, 20 de septiembre de 2017

OBREROS DE LEDESMA PARAN 96 HORAS POR AUMENTO SALARIAL

Hasta el viernes 22. Los Blaquier quieren imponer la paritaria más baja del sector

El domingo a la tarde-noche, los trabajadores reunidos en asamblea en el portón de acceso al ingenio, decidieron  continuar el paro por 96 horas más, hasta el viernes 22. La extensión del paro se da frente a la intransigencia de la patronal, que busca cerrar la paritaria más baja del sector.

El paro es masivo, de casi el 90% de los obreros. Se han logrado paralizar algunas líneas de producción (refinado) y en otras se redujo al mínimo la producción (alcohol). Un elemento que ha servido para la homogeneización de los trabajadores alrededor del paro es que, habiendo transcurrido la mayor parte de la zafra, no se ha cerrado la paritaria. La empresa anunció una zafra con récord de producción y pretende imponer salarios a la baja, entre otros ataques a los trabajadores, sus conquistas y su organización. Los ingenios más chicos que integran la CARNA (Centro Azucarero Regional Noroeste), ya han cerrado su paritaria, alrededor del 31%, mientras los “dos colosos” (Ledesma y Tabacal) pretenden cerrar una paritaria más baja.

La patronal pretende avanzar sobre los trabajadores con el apoyo del gobierno de Gerardo Morales.

Todas las provocaciones montadas por la patronal, se hacen con la connivencia y complicidad del Estado. De cara a este paro, la patronal salió a decir que los obreros iban a realizar disturbios, destrucción de bienes y extorsión, inclusive realizando denuncias penales y agitando en todos los medios. Son mentiras para no reconocer que el paro es contundente, masivo, con ollas populares, con carpas y gazebos frente al portón.

El gobierno nacional decidió intervenir a favor de Ledesma desconociendo la elección de comisión directiva que fue elegida democráticamente por los trabajadores, intentando un nuevo golpe contra la organización obrera. Este ataque se produjo en medio de la negociación paritaria, buscando quebrar a la dirección e imponer un acuerdo a la baja.

Ledesma está imponiendo acuerdos individuales entre la empresa y el obrero, desconociendo al sindicato y la organización colectiva. Esto es uno de los debates de la reforma laboral antiobrera que quiere imponer el gobierno nacional para después de octubre. Se ha valido de estos acuerdos, en parte,  para evitar la total paralización del ingenio en la presente huelga.

El caso de Ledesma tiene que servir de guía a todo el movimiento obrero. Una empresa con ganancias récords, que es la más avanzada del rubro, pretende rediscutir y modificar todas las condiciones de trabajo y las conquistas históricas de los obreros: acuerdo individual, paritarias a la baja, desconocimiento del gremio, etc. 

Por el triunfo de los obreros

Los obreros cuentan con la solidaridad del pueblo de Ledesma. Es necesaria una campaña de pronunciamientos y acciones solidarias para contribuir a la victoria de los trabajadores. Un triunfo de los obreros de Ledesma sería un paso adelante para todos los trabajadores. Sólo con una  gran organización en favor de los obreros se podrá torcer el brazo a la patronal negrera de Blaquier.


El Partido Obrero en el Frente de Izquierda está apoyando activamente el conflicto. El buen estado de ánimo de los trabajadores es lo que reina en las puertas del ingenio Ledesma. Abajo los ataques y las provocaciones de la patronal y el gobierno. Por el triunfo de los obreros y la defensa de sus conquistas históricas.

IÑAKI ALDASORO

No hay comentarios: