lunes, 25 de junio de 2012

Anulación del impuesto al salario, restitución íntegra de las asignaciones familiares y reapertura de las paritarias docentes

EL 27 PARAMOS Y MARCHAMOS
A LA PLAZA DE MAYO 

Las razones para parar y movilizarnos el miércoles 27 de junio y para marchar a la Plaza de Mayo están fuera de cualquier duda: Queremos que se elimine el impuesto a las ganancias contra los salarios de los trabajadores, que se nos restituya en forma íntegra y sin quitas las asignaciones familiares a todos los trabajadores y que se reabran las paritarias docentes, porque la inflación ha comido por completo nuestro salario, de lo cual son responsables los dirigentes sindicales de ADEP, CEDEMS y UDA, que acordaron aumentos salariales por detrás de la inflación en la primera paritaria del año.
El falso “impuesto a las ganancias” confisca el salario de dos millones de trabajadores. Los docentes con antigüedad, que trabajan en una zona desfavorable o que tiene dos cargos pasan a ser víctimas de este descuento. Además, casi 4 millones de trabajadores no cobramos las asignaciones familiares o las cobramos completamente mutiladas. Así, con nuestros sueldos, bancamos los subsidios a los privatizadores y a los usureros de la deuda pública.
En la provincia de Jujuy, los docentes tenemos que estar alerta porque el gobierno ya deslizó la posibilidad de pagar el aguinaldo en dos cuotas, y si no cierran los números en la provincia, pagar una parte del salario en tickets o con una cuasimoneda! Esta forma parte de la mentada Sintonía Fina del gobierno, que ya quedó expresado también en el rechazo, por parte del gobierno, de los traslados transitorios a los docentes que se habían otorgado. Frente a este problema reclamamos que los compañeros con traslado ya tienen un derecho adquirido al haber sido habilitados para desempeñarse en el nuevo establecimiento y se tiene que respetar su puesto de trabajo, como el del reemplazo que cubre su lugar en la anterior institución.
Por reclamar por algo tan justo somos perseguidos por el gobierno, que militarizó el reclamo de los trabajadores camioneros, pero que deja libre al empresario Cirigliano y a los directivos de la privatizada TBA, responsables de la masacre de Once, en la cual murieron 51 trabajadores y hubo más de 700 heridos.
El 27, nos movilizamos también en defensa del derecho de huelga y contra la criminalización de la protesta. La actuación del gobierno debe ser un llamado de atención a los docentes y al conjunto de los trabajadores: todo reclamo popular se está transformando en “extorsivo” según el gobierno, y vuelven al ataque contra las organizaciones sindicales, como lo hicieran meses atrás contra los técnicos aeronáuticos. Es la misma política que tilda a los docentes de “salvajes”, y de hacer paro “contra los alumnos” cuando desenvolvemos nuestros reclamos. Si cualquier reclamo gremial es tildado de extorsivo por el gobierno, y sus defensores se apresuran a calificarlos de golpistas, la consecuencia sería paralizar el funcionamiento sindical y prohibir en la práctica el derecho de huelga. Ese es el objetivo principal del gobierno y las patronales en este período.
La conducción de la Ctera (ADEP y CEDEMS), que aceptó sin chistar el cierre de la paritaria nacional vía decretazo y se apresuró a levantar “hasta nuevo aviso” (o sea nunca más) la ya demorada movilización contra el impuesto al salario, sin embargo tuvo tiempo de sobra para lanzar una campaña por la reforma constitucional que tiene como único objetivo la re-reelección presidencial. Para perpetuar a la multimillonaria presidenta, tienen tiempo y usan nuestros recursos y sindicatos. Para defender los miserables salarios docentes, “no es el momento”. A pesar del esfuerzo que pondrán en el “trabajo sucio” contra los reclamos de los trabajadores, podemos anticipar que van a fracasar, y el paro del miércoles 27 será masivo en la docencia de todo el país, empezando por la provincia de Buenos Aires.
Reclamamos a la Cta de Michelli que defina la convocatoria al paro y a la movilización a Plaza de Mayo.
Convocamos a los docentes a movilizarnos y parar el 27 sin un gramo de confianza en la burocracia sindical moyanista, que firmó en su propia paritaria una suba salarial de 19 % de promedio anual, aceptando los topes salariales de Cristina.
También es necesario dejar en claro el reclamo del impuesto a las ganancias y de las asignaciones familiares, que Moyano plantea en forma ambigua. Moyano le exige al gobierno que eleve el mínimo no imponible, pero no plantea a cuánto. El gobierno ya anunció que lo elevaría, pero no más de un 20%, como los miserables aumentos de las paritarias, con lo cual el robo al salario quedaría igual. Lo mismo vale para las asignaciones familiares. Reclamamos: 

* Derogación del impuesto al salario y elevación del mínimo no imponible a $ 15.000 para el trabajador soltero.
* Salario familiar de 700 pesos para todos, sin quitas ni topes.
* Reapertura de las paritarias, por un salario que cubra la canasta familiar.
* Llamamos a realizar asambleas por escuelas y elaborar mandatos exigiendo para votar el paro y la movilización del 27 y para exigirle a ADEP y CEDEMS que rompa con el gobierno y la inmediata convocatoria a asambleas y reuniones de delegados con mandato para votar un plan de lucha hasta obtener estos reclamos.

    TRIBUNA DOCENTE   
      www.tribunadocente.com.ar    
    
   LISTA ROSA CTERA
    información@tribunadocente.com.ar