domingo, 29 de diciembre de 2013

Basta de violencia hacia la mujer! Marchamos el lunes a las 10hs, Justicia por Nuria Gomez


DECLARACIÓN DE LA ORGANIZACIÓN DE MUJERES PLENARIO DE TRABAJADORAS DE JUJUY




Desde la Organización de Mujeres Plenario de Trabajadoras (Jujuy) repudiamos el hecho de violencia sufrido por Nuria Gómez la semana pasada en el barrio Mariano Moreno de la ciudad de san salvador de Jujuy (Nuria se encuentra en grave estado de salud, tras haber sido quemada, presenta el 60% de su cuerpo, afectado). Esto le sucedió mientras estaba con su pareja.

Nuria viene sufriendo desde hace tiempo las agresiones por parte del presunto agresor, Nelson Ibáñez. Ella en este tiempo se había animado a denunciarlo una sola vez por temor a las represalias.

Este hecho pone en evidencia, una vez más, que….muchas mujeres jujeñas, como en gran parte del país, sufren el acoso y la violencia de sus parejas o ex parejas y que cuando tienen que denunciarlos, no lo hacen por miedo y además cuando hacen la denuncia, no encuentran en las instituciones del Estado una respuesta contundente ante los agresores y el real acompañamiento que estas situaciones merecen.

El Estado machista y cómplice de la violencia de género, no defiende a las mujeres ni las protege. Por lo tanto es necesario decir que cualquier acción y organización en terminos de defender nuestros derechos debe ser independiente del Estado para reclamar la investigación de los hechos y el castigo a los culpables.

Este caso no es un hecho aislado, ya que es el estado el primero en poner a las mujeres en situación de indefensión. Cuando una mujer, se anima a denunciar a su golpeador, se encuentra con un sinfín de trabas, hasta conseguir, en caso de que lo logren, que sus denuncias sean tomadas.

La misma policía que se acuartelo para conseguir, mediante la extorsión, un aumento salarial, es la misma que reprime a los trabajadores y a las mujeres cuando salimos a pelear por nuestros derechos. Esta policía del gatillo fácil, como en Libertador, es la misma policía que se rehúsa o pone trabas para tomar las denuncias contra los golpeadores.

Y en ese sentido, planteamos que el estado es el principal responsable de que las mujeres seamos violentadas. Pero también, el estado es responsable cuando no les permite a las mujeres que se desarrollen de forma independiente, poder acceder a un trabajo digno para que pueda sostenerse y sostener a sus hijos, sin tener que depender económicamente del hombre que la oprime.

Un caso relevante sobre la responsabilidad del Estado en cuanto a la violencia hacia las mujeres es el de la niña salteña de 14 años, quien tras ser violada y golpeada por su padrastro quedó embarazada, y a quien el gobierno de Urtubey y su justicia le niegan el derecho a practicarse un aborto no punible, acción que resulta ilegal, ya que este hecho violenta el Código Penal Nacional y el fallo de la Corte Suprema en relación a los abortos no punibles. Es una demostración más de que la justicia y sus órganos son incapaces de resolver los problemas de las mujeres y sólo actúan para defender el régimen de violencia en el que vivimos.

Desde el Plenario de Trabajadoras planteamos que las mujeres debemos organizarnos para terminar con el trabajo precario, la falta de condiciones materiales para sostener una familia, la violencia doméstica y muchas otras formas de opresión del régimen social existente.

A la violencia doméstica e institucional debemos oponerle la organización de las mujeres por su independencia material y social. La efectivización de la separación del violento y la plena responsabilidad del estado de garantizar que la mujer y los niños queden fuera de peligro. Castigo efectivo a los funcionarios que no atienden las denuncias de las mujeres.

Organización de Mujeres Plenario de Trabajadoras- Jujuy