sábado, 7 de septiembre de 2013

JUJUY: MOVILIZACIÓN Y CRISIS POLÍTICA



El 28 de agosto, las fuerzas de seguridad llevaron adelante una brutal represión contra los trabajadores de la Intersindical, que dejó detenidos y un centenar de heridos. El vicegobernador Jenefes había advertido que “mandaría la policía” a quienes reclamen por mejoras salariales. Esto, mientras el gobernador Fellner apoyaba la reapertura del canje de deuda (Tribuno, 28/8). - See more at: http://po.org.ar/blog/2013/09/05/jujuy-movilizacion-y-crisis-politica

Los trabajadores estatales en Jujuy vienen dando una dura batalla desde marzo para romper el “techo” del 24% impuesto unilateralmente por el gobierno en las paritarias. Se han realizado cientos de reuniones, asambleas, petitorios y marchas. Nada de esto ha hecho mella en el gobierno. Pero a principio de año, ¡los funcionarios se aumentaron el salario un 100%!

La represión fue ordenada desde la Casa de Gobierno. El saldo: la detención de unas 50 personas, incluido varios dirigentes sindicales. Hubo también más de 40 heridos, algunos de gravedad, y se han denunciado golpizas cuando estuvieron detenidos.

El día siguiente tuvo lugar un paro provincial y una enorme manifestación al grito de “Fuera Fellner – Fuera Jenefes”.

La movilización profundizó la crisis política en la provincia. El gobierno ha sido obligado a sentarse en una mesa de negociación, y ofrecer medidas paliativas: 300 pesos no remunerativos en tres cuotas, un proceso de “blanqueo” de sumas en negro y abrir un curso de pase a planta de manera secuencial a los trabajadores.
El gobierno no ha podido salir de la crisis, en medio de la campaña electoral. Bajo la presión del movimiento, el Frente de Gremios Estatales y la Multisectrorial, que habían acordado las paritarias por el 24%, ha rechazado este nuevo acuerdo. Los judiciales siguen en pie de lucha, y los médicos de los hospitales han presentado la renuncia masiva en reclamo de personal e insumos. También se ha agravado considerablemente la crisis entre los K de saco y corbata, por un lado, y los de Milagro Sala, por el otro.

La radicalización de sectores obreros plantea reforzar la intervención del Frente de Izquierda, en el curso de estas luchas y en la nueva fase de la campaña electoral. Luchemos por el voto y el ingreso del Frente de Izquierda a la Legislatura, para desarrollar una alternativa política propia de los trabajadores contra el gobierno que ha desfalcado a Jujuy para sostener a los grandes capitalistas instalados en la provincia.

Iñaki Aldasoro

“EL KIRCHNERISMO SE VA A LA MIERDA, COMPAÑEROS”

MILAGRO SALA

MILAGRO SALA

Con estas palabras cerró su intervención Milagro Sala, el miércoles 28, después de la liberación de los compañeros detenidos al cabo de la brutal represión del gobierno. A pesar de que, enseguida, un comunicado limitó la condena a Fellner y Jenefes, la declaración describe el entuerto en que se encuentra el kirchnerismo en Jujuy.
Milagro Sala había llamado a votar a la lista del Frente para la Victoria a diputados nacionales, para “acompañar a Cristina”. En octubre, para las elecciones a la Legislatura de la provincia, Sala presentará su propia boleta y su candidatura a diputada.
Milagro volvió a embestir contra Gerardo Morales (UCR), que le ha iniciado una causa en la Justicia. Esta vez lo acusó de querer derrocar a Fellner, en alianza con el vice, Jenefes (vicegobernador) (Prensa Jujuy, 1º/9). Es puro humo, porque el K Fellner y el radical Morales marchan de acuerdo.
Pero la puteada de Milagro a los K es algo más que un exabrupto o una concesión a los manifestantes estatales reprimidos: su ausencia personal en la campaña electoral nacional, ha inclinado a una interesante parte de sus seguidores a votar por el Frente de Izquierda. En la base de la Tupac Amaru fermenta el descontento.

El “modelo Sala”

El emporio económico de Milagro Sala se basa en un sistema de seudo-cooperativas, que funcionan con trabajo precarizado. Los trabajadores sólo cobran una fracción del salario de convenio y carecen de estabilidad laboral. Tampoco tienen derecho a sindicalizarse y se encuentran sometidos a una disciplina carcelaria.
Sala recibe jugosos recursos del Estado, alrededor de 14 millones de pesos mensuales. La continuidad de este régimen está en duda, a partir de la crisis fiscal nacional y provincial. La Tupac Amaru es una agencia del Estado. Mal puede, por lo tanto, asumir una postura consecuente por las reivindicaciones de los estatales. Ni qué hablar de los reclamos obreros de los grandes ingenios o de la construcción en relación al salario o a la precarización.
El Frente de Izquierda reclama que el Estado garantice un salario de acuerdo al convenio correspondiente a la actividad, y la sindicalización y la libertad de organización.
El Frente de Izquierda ha obtenido una gran votación en las concentraciones obreras de Palpalá, Ledesma y San Pedro. También en la capital y en los enclaves populares donde talla la Tupac: mucho de los trabajadores de sus cooperativas también nos han votado. Después de diez años, el asistencialismo y la cooptación estatal como camino de salida para las aspiraciones de los obreros jujeños han mostrado sus límites insuperables. Las elecciones a la Legislatura constituyen un gran desafío para nosotros, debido a que la Tupac Amaru presenta lista propia, que encabeza Milagro Sala.

 Iñaki Aldasoro


Con estas palabras cerró su intervención Milagro Sala, el miércoles 28, después de la liberación de los compañeros detenidos al cabo de la brutal represión del gobierno. A pesar de que, enseguida, un comunicado limitó la condena a Fellner y Jenefes, la declaración describe el entuerto en que se encuentra el kirchnerismo en Jujuy.
Milagro Sala había llamado a votar a la lista del Frente para la Victoria a diputados nacionales, para “acompañar a Cristina”. En octubre, para las elecciones a la Legislatura de la provincia, Sala presentará su propia boleta y su candidatura a diputada.
Milagro volvió a embestir contra Gerardo Morales (UCR), que le ha iniciado una causa en la Justicia. Esta vez lo acusó de querer derrocar a Fellner, en alianza con el vice, Jenefes (vicegobernador) (Prensa Jujuy, 1º/9). Es puro humo, porque el K Fellner y el radical Morales marchan de acuerdo.
Pero la puteada de Milagro a los K es algo más que un exabrupto o una concesión a los manifestantes estatales reprimidos: su ausencia personal en la campaña electoral nacional, ha inclinado a una interesante parte de sus seguidores a votar por el Frente de Izquierda. En la base de la Tupac Amaru fermenta el descontento.
El “modelo Sala”
El emporio económico de Milagro Sala se basa en un sistema de seudo-cooperativas, que funcionan con trabajo precarizado. Los trabajadores sólo cobran una fracción del salario de convenio y carecen de estabilidad laboral. Tampoco tienen derecho a sindicalizarse y se encuentran sometidos a una disciplina carcelaria.
Sala recibe jugosos recursos del Estado, alrededor de 14 millones de pesos mensuales. La continuidad de este régimen está en duda, a partir de la crisis fiscal nacional y provincial. La Tupac Amaru es una agencia del Estado. Mal puede, por lo tanto, asumir una postura consecuente por las reivindicaciones de los estatales. Ni qué hablar de los reclamos obreros de los grandes ingenios o de la construcción en relación al salario o a la precarización.
El Frente de Izquierda reclama que el Estado garantice un salario de acuerdo al convenio correspondiente a la actividad, y la sindicalización y la libertad de organización.
El Frente de Izquierda ha obtenido una gran votación en las concentraciones obreras de Palpalá, Ledesma y San Pedro. También en la capital y en los enclaves populares donde talla la Tupac: mucho de los trabajadores de sus cooperativas también nos han votado. Después de diez años, el asistencialismo y la cooptación estatal como camino de salida para las aspiraciones de los obreros jujeños han mostrado sus límites insuperables. Las elecciones a la Legislatura constituyen un gran desafío para nosotros, debido a que la Tupac Amaru presenta lista propia, que encabeza Milagro Sala.

 Iñaki Aldasoro

- See more at: http://po.org.ar/blog/2013/09/05/el-kirchnerismo-se-va-a-la-mierda-companeros/#sthash.yjKKwzt1.dpuf