jueves, 29 de diciembre de 2016

LA CONDENA A MILAGRO SALA

El Tribunal Oral Federal de Jujuy finalmente condenó a Milagro Sala a una pena de 3 años de prisión en suspenso por haber instigado a un escrache contra el gobernador Gerardo Morales, ocurrido en 2009. Los fundamentos finales serán dados los primeros días de febrero, pero la defensa ya anunció que apelará el fallo. Otros dos integrantes de la Tupac Amaru, Graciela López y Ramón Salvatierra, fueron condenados a tres y dos años respectivamente por “daño agravado”.
El gobierno persiguió afanosamente este fallo porque necesitaba una condena que justifique un año de detención de Sala sin sentencia. Su querella había solicitado la pena máxima de 8 años de prisión. Por el contrario, una absolución hubiera significado una desautorización, especialmente después de los reclamos internacionales de la ONU y la OEA.
Morales reunió a la mesa nacional del comité de la UCR para que respalde su posición, organizó un multimillonario acto-festival el 9 de diciembre “por la paz y las libertades civiles” y montó una campaña mediática utilizando otros casos de agresiones de parte de la Tupac Amaru a trabajadores cuando no era esto lo que se estaba discutiendo en la sala. El juicio estuvo atravesado por todo tipo de irregularidades y testimonios inconsistentes. Su resultado arroja un grave antecedente contra la protesta y las luchas sociales.
Apenas un puñado de ex funcionarios kirchneristas y algunos militantes de la Tupac se movilizaron al juzgado a aguardar la sentencia. Al momento de pronunciar sus últimas palabras, Sala ensayó una suerte de breve descargo político que redundó en los lugares comunes sobre “devolver la cultura del trabajo” y una defensa lateral al kirchnerismo.
Un proceso de larga data
El procesamiento de Sala por el escrache a Morales fue la espada de Damocles que pendía sobre la cabeza de Milagro desde el 2009 y fue utilizado por el kirchenrismo como un elemento para “contener” a la Tupac. Recordemos que esta fue una de las pocas causas contra Sala que siguió su curso mientras las demás se cajoneaban.
En 2015, Sala solicitó una probation en esta causa y la Justicia –cuando todavía gobernaba el kirchnersimo– se la denegó. En abril de 2015, después de una movilización de más de 5000 mil personas, solicitó la suspensión del juicio a prueba y ofreció a cambio realizar tareas comunitarias en la Secretaría de Prevención de la Drogadicción provincial y pagar una multa 10.000 pesos. Tampoco tuvo resultado.
Como sigue
El gobierno ha armado una seguidilla de procesos que busca mantener a Sala detenida indefinidamente. Desde ya Milagro va a continuar presa por las otras causas que tiene pendiente. El juicio contravencional por el acampe es la próxima instancia que le espera. Queda claro que el gobierno de Morales sólo ha podido avanzar en causas vinculadas a la protesta social, mientras encuentra terribles límites para avanzar en las que tienen que ver con desvío de fondos,
corrupción y asociación ilícita, porque involucran a todo el entramado político y empresarial de la provincia, inclusive dirigentes nacionales.

Desde el Partido Obrero repudiamos este fallo y denunciamos la puesta en escena ordenada por Morales. Todos los abusos cometidos en este proceso mañana podrán ser utilizados contra los luchadores. Reclamamos la absolución de Sala en las causas que afectan el derecho a la protesta y el cese de su detención arbitraria mientras se consustancian las demás causas judiciales en las que se la investiga.

Iñaki Aldasoro


miércoles, 28 de diciembre de 2016

Un Bono miserable para los trabajadores jujeños

El  gobernador Gerardo Morales anuncio el lunes pasado, que se pagará el  esperado  bono de fin de año a los trabajadores del estado provincial. El anuncio está muy lejos de lo esperado por los trabajadores y de lo  planteado por el arco sindical, incluso es menor al bono del 2015, que fue de 4mil pesos en cuotas. Fue un anuncio unilateral del gobierno, mientras se encontraba en un acto a 180km de San Salvador.
Se pagará en una sola cuota y la cifra es mucho menor a los $5.320 que habían solicitado los sindicatos estatales; los que ganan hasta 15 mil pesos percibirán $1500 pesos como bono, de 15.001 pesos a 20 mil cobrarán $1000 pesos,  mientras que los que ganen más de 20 mil recibirán $500 pesos. Una miseria por donde se lo mire, si consideramos que la inflación anual  supera el 40%.
Si bien el bono es un complemento al salario, pretende de alguna forma compensar lo perdido con la inflación en estas fechas festivas, sin embargo el monto anunciado por el gobernador Morales  parece una burla al conjunto de los trabajadores, sobre todo en  un año donde el ajuste y los tarifazos hicieron  que el salario  tenga una  importante pérdida de su poder adquisitivo.
EL gobierno ofrece esta miseria luego de un año de combatir cualquier tipo de protesta social u organización que reclame: ha descontado días de paro, detenido a los obreros del SEOM, reprimido a los trabajadores de Ledesma, mantuvo detenida un año sin sentencia a Milagro Sala, reubicado a la fuerza a vendedores ambulantes, etc.
El gobierno intentó justificar esta cifra aduciendo que no recibieron ayuda del gobierno nacional por lo que tuvieron que recurrir a “meter mano de todos lados” para el ofrecimiento. El gobierno de Morales era un privilegiado a la hora de recibir adelantos de fondos de la nación, al punto que ha sido la provincia que más plata recibió de NOA en este concepto. En algún momento se iba a cortar el financiamiento “de amigos”. Sin embargo para el acto del 9 de Diciembre la provincia gasto millones en movilizar el aparato del radicalismo. (Ver PO Nº 1441)
Un gobierno que a un año de gestión, no puede mostrar ningún progreso en la provincia, puesto que no  llegó nunca  la lluvia de inversiones ni el Plan Belgrano y se perdieron miles de puestos de trabajo. La continuidad del ajuste, marca el camino que tenemos que seguir los trabajadores y los sindicatos combativos, no le podemos otorgar ni a Macri, ni Morales un fin de año  en paz cuando se pretende descarga todo el peso del ajuste en marcha sobre las espaldas de los trabajadores.
La burocracia sindical local opera en sintonía con la nacional: hacen la plancha. A pesar de la bronca generalizada de los obreros por un bono que no alcanza ni para poner la comida en la mesa en estas fechas, no han salido a reclamar ni tomar ninguna medida, apenas atinaron a pedir una reunión con los funcionarios.
En este contexto  la movilización que se realizo en  Jujuy a 15 años de la rebelión popular, estuvo enmarcada en la denuncia al ajuste en curso y en rechazo al miserable bono anunciado por el gobierno, marchamos  junto con el sindicato de trabajadores municipales SEOM  y otras organizaciones sociales, que en esa jornada organizó una marcha en capital y cortes en el interior, porque entendemos que  no hay que darle ninguna tregua al gobierno ajustador.

Estela

NO DEJEMOS PASAR EL CONVENIO H3

NO DEJEMOS PASAR EL CONVENIO H3
Llega fin de año y los obreros azucareros se encuentran con una nueva maniobra de la patronal para atacar sus derechos. Se trata del nuevo convenio que está haciendo firmar la Empresa entre los obreros del ingenio.
Este convenio es un ataque en regla a todos los derechos que la clase obrera ha conquistado a lo largo de la historia con sacrificios, luchas y pérdidas.
·      La firma del convenio se realiza fuera de la época de zafra, donde los trabajadores no pueden participar de un debate colectivo sobre estos temas, y se aprovecha la dispersión para modificar las condiciones de trabajo.
·      Este acuerdo destruye el convenio colectivo de trabajo, porque busca arreglar con cada trabajador particular por fuera de su organización y que vinculen al conjunto de los obreros.
·      Destruye las categorías. Por un monto insignificante, declara la polifuncionalidad del trabajo. Habilita que se pueda mandar a los obreros a realizar cualquier tarea.
·      Es antisindical, porque también prevé la rotación o circulación de personal de un área a otra. Es una manera elegante de sacarse de encima a los activistas u organizadores de los trabajadores.
·      Plantea en términos genéricos el problema de aumentar la productividad, un tema muy serio. No establece criterios ni condiciones para una eventual superexplotación del trabajo. Tampoco establece un premio por producción, común en todas las empresas que producen.
·      EL convenio es anti-huelga y anti-protesta. Porque establece el “compromiso a asegurar la operación permanente de la fábrica en forma continuada”. Se asegura la continuidad de la producción.
·      Establece una categoría nueva para el pago de salario, “remuneración convenida”, que es ajena y puede habilitar el desconocimiento de acuerdos previos.
Este convenio le da superpoderes a la patronal, refuerza su injerencia en el lugar de trabajo, y modifica a su favor todas las condiciones laborales.
Bajo un método similar, la patronal de El Tabacal intentó modificar las condiciones laborales y agregar un nuevo turno de trabajo, que fue fervientemente resistido por los azucareros salteños al punto que lograron hacer rechazar esta medida, que contaba con el apoyo de la patronal, el gobierno e inclusive la iglesia.
Este acuerdo que pretende imponer la empresa pronostica un año 2017 convulsivo donde la patronal intentará avanzar más sobre los trabajadores, ya tuvimos la experiencia de este año alrededor de las paritarias.
La patronal busca desconocer abiertamente al sindicato, al punto que se niega a entregar una copia e informar sobre este convenio que hace firmar unilateralmente a los trabajadores. ¡Es un ataque a la organización gremial de los obreros!
Que la patronal convoque a paritarias donde haya representación de los trabajadores para modificar las condiciones de trabajo, y que el acuerdo sea discutido en asamblea.

Los obreros no deben dejar pasar este atropello a sus derechos.

PARTIDO OBRERO en el FRENTE DE IZQUIERDA 

Facebook: PartidoObrero Jujuy.     
Cel: 381-5457327 (Personal; 3886-648116 (Claro)
Mail: partidoobrero_jujuy@yahoo.com


sábado, 10 de diciembre de 2016

9D: NI PAZ, NI UNIÓN, NI LIBERTAD CIVIL

El acto convocado por el gobierno provincial en San Salvador de Jujuy bajo el slogan “Paz, Unión y Libertad Civil” fue la primera movilización masiva que convoca el gobierno de Gerardo Morales. El mayor peso lo puso el aparato, lo que incluyó lista de asistencia a empleados públicos, colectivos desde el interior, bolsones de mercadería, cotillón oficial y bandas en vivo (al mejor estilo del gobierno anterior). El gobierno gastó millones.
 
El acto estuvo marcado por la creciente presión para que Morales y la justicia jujeña pongan fin a la detención arbitraria de Milagro Sala. Morales se refirió explícitamente a esto en su discurso.
Luego de hablar en contra de los cortes y movilizaciones que se producían en años anteriores, el gobernador Gerardo Morales (UCR-Cambiemos), pidió cárcel a los corruptos y que la justicia actúe, y acto seguido planteó: “comparto la idea de que Lázaro Báez y López deben estar presos, y Milagro Sala fue parte de esa matriz sistémica de corrupción”. Pero el gobernador omite decir que la detención de Sala está viciada en origen: fue detenida inicialmente por el acampe que realizara frente a Casa de Gobierno en enero pasado, en el marco de una protesta. El gobernador ha buscado cooptar a una parte del corrompido aparato de la Tupac, al que denosta públicamente para desarrollar su propia base punteril.
 
El acto se realizó en un marco de crisis y presiones sobre el gobierno de Morales. Éste se encuentra golpeado por planteos de diversas fuerzas políticas y organismos nacionales e internacionales que reclaman la liberación de Sala, lo que ha dividido al gobierno. El asesinato de Nelson Cardozo dentro de un penal de máxima seguridad ha destapado la descomposición de las fuerzas represivas y ha abierto una crisis política con respecto a la seguridad.
 
El gobernador Morales también viene de recibir un golpe político con el desplazamiento de su socio en el gobierno, el vicegobernador Carlos Haquim (massista) de la presidencia del PJ jujeño. José Luis Gioja y compañía han decidido intervenir el partido y convocar nuevas elecciones de autoridades, una crisis que se potencia en el marco de las definiciones para las elecciones de 2017, donde el objetivo del PJ nacional es ir separado de la fórmula Cambia Jujuy.
 
A un año de asumir, Morales no puede mostrar ningún “progreso” en la provincia. No llegaron ni la lluvia de inversiones, ni el Plan Belgrano y se perdieron miles de puestos de trabajo. A partir de la detención de Sala, Morales aplicó una sistemática política represiva contra la resistencia de los trabajadores al ajuste. Las consignas por la “paz, la unión y la libertad civil” que presidieron el millonario acto son un agravio a la razón.
¿Celebraron la Paz, la Unión y la Libertad los obreros de Ledesma a los que el gobierno denunció de oficio y les pretende realizar descuentos compulsivos en el marco de la paritaria y aplicar una multa millonaria a su sindicato? ¿Los 800 despedidos por parte del gobierno en el Ingenio la Esperanza celebran “la paz”?
 
Los docentes y empleados estatales a los que el gobierno cerró su paritaria por decreto y luego descontó los días de paro, ¿celebraron? ¿Las persecuciones a los activistas gremiales y vendedores ambulantes son símbolo de “paz, unión y libertad”?. Hablar de libertad civil cuando acaba de ocurrir un asesinato dentro de un penal encubierto por las fuerzas de seguridad y continúa la detención de Milagro Sala es un atropello.
 
Frente a este escenario, donde el gobierno intenta someter a los trabajadores a una brutal regimentación, el Partido Obrero refuerza la convocatoria a movilizar masivamente el 20 de diciembre para denunciar el ajuste, los despidos y la tregua.Convirtamos esta jornada en la caja de resonancia de los problemas que sufren los explotados y de un reagrupamiento para enfrentar al gobierno del ajuste.





LA DESCOMPOSICIÓN IRREFRENABLE DEL APARATO POLICIAL JUJEÑO

Una mujer policía denunció públicamente el maltrato y abuso que sufre por parte de algunos miembros de la policía de la provincia de Jujuy (Que Pasa Jujuy, 29/11). Las denuncias abarcarían delitos como acoso sexual, laboral, arreglos con narcotraficantes, ventas de elementos secuestrados, encajonamiento de causas judiciales, entre otros hechos. Toda esta situación desencadenó que Natalia Tejerina intentara quitarse la vida producto de las presiones constantes que sufría.

Esta denuncia refleja el modo en que opera el aparato policial, un aparato descompuesto encargado de reprimir al pueblo y relacionado a las peores formas de explotación de un régimen descompuesto, como los son la trata y el narcotráfico. Un aparato responsable de las zonas liberadas y el gatillo fácil.
A la denuncia de Tejerina se suman una serie de sucesos que involucran también a efectivos de la policía. En octubre, Carina Gutiérrez, de 30 años, fue asesinada por su pareja -un efectivo que le disparó con su arma reglamentaria. En ese mismo mes, un sargento se disparó en la cabeza luego de realizar dos disparos en contra su ex pareja, quien logró sobrevivir al ataque.

Estos hechos marcan la descomposición total de las fuerzas de seguridad. Mientras el jefe de la policía de la provincia, Aldo Soles, atribuye estos sucesos a cuestiones personales o sentimentales, la impunidad y el encubrimiento con el que cuentan los violentos en la policía, permite en última instancia el uso del arma reglamentaria para cometer estos crímenes.

La denuncia de Natalia Tejerina retrata en definitiva a un régimen social descompuesto, en donde las fuerzas de seguridad son una de las patas principales de un entramado de represión institucional que convierte al Estado en el principal responsable de los femicidios y la impunidad reinante.


jueves, 8 de diciembre de 2016

ASESINATO EN EL SERVICIO PENITENCIARIO DE JUJUY

La autopsia confirmó que la muerte de Nelson Cardozo no fue suicidio sino resultado de una golpiza.

El joven fue hallado muerto el lunes 5, al mediodía, en la celda donde estaba detenido, acusado de homicidio agravado. Las fuerzas penitenciarias tardaron más de 3 horas en informar el deceso, y lo hicieron bajo un escueto comunicado informando que el “joven se habría suicidado, y había dejado una carta de despedida a sus familiares”.  No hubo ningún tipo de comunicación con los familiares del difunto, que se acercaron hasta el penal a raíz del informe de otros reclusos sobre lo sucedido.
Dentro del penal, la noticia de la muerte de Cardozo desencadenó un intento de motín que fue brutalmente reprimido por las fuerzas penitenciarias, dejando más de 40 heridos, 15 hospitalizados con graves lesiones. En las puertas del penal, también se produjeron ataques a los familiares que pujaban por entrar  y reclamar una explicación del caso.
La autopsia al cuerpo desestimó la versión del suicidio y confirmó que fue muerto a golpes y luego se intentó montar un simulacro.
El subdirector del Servicio Penitenciario de Jujuy y siete agentes fueron imputados por el homicidio.

Quien era Nelson Mariano Cardozo

Nelson Cardozo era sobrino de Alberto “BETO” Cardozo, líder de la organización social “TEKURE”, integrante de la Red De Organizaciones Sociales que lideraba la Tupac Amaru de Milagro Sala. Además era el líder de la barra brava de Gimnasia y Esgrima de Jujuy y candidato a diputado por el Frente Unidos y Organizados (FUYO) en 2015. No siempre fue un aliado de Milagro Sala. En las elecciones de 2007 se produjo un enfrentamiento a tiros entre su grupo y el de Milagro, mientras se disputaban la base territorial del barrio Azopardo, para sus respectivos candidatos (Cardozo apoyaba al PJ Martiarena y Milagro al PJ Lozano). Luego anudaron su camino y fueron socios hasta el presente. Beto Cardozo también se encuentra detenido en la Unidad Penal N° 1 del barrio de Gorriti.
El gobierno de Morales detuvo por esta causa a Cardozo el 26 de abril de 2016, y procesó a Sala, que ya se encontraba detenida desde enero. Hay una serie de denuncias sobre presiones desde diferentes sectores para que Cardozo involucre a Sala en esta causa, que está catalogada como “homicidio en grado de tentativa calificado por precio o promesa remuneratoria”.

El gobierno de Morales, en su propio laberinto

El crimen de Cardozo empalma con la crisis política de la provincia.
Frente a este marco, Morales ha decidido ir a fondo con su política y tapar la crisis ´bajo la alfombra´. Es por esto que ha decidido sostener el festival que había convocado para el 9 de diciembre, en plaza Belgrano, bajo el lema “Paz, Unión y la Libertad Civil”.  Un eufemismo para "celebrar" su primer año de gobierno, marcado por la represión a obreros azucareros y trabajadores municipales y la detención arbitraria de Milagro Sala.

El pueblo de Jujuy no tiene nada que festejar, para que no haya impunidad: exigimos inmediata clarificación de los hechos ocurridos en el Penal de Gorriti, justicia, que se establezcan los responsables políticos y materiales del asesinato.