jueves, 24 de septiembre de 2015

Charla Debate con Gabriela Cerrano. Hacia el ENM Mar del Plata 2015

VAMOS CON TODO POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

Este año se realizara el 30 Encuentro Nacional de Mujeres,  en la ciudad de Mar del Plata, del 10 al 12 de octubre. Se llega a este encuentro luego de que el 3 de junio se produjese un hecho histórico en todo el país, a partir de  la movilización de miles de personas reclamando  contra la violencia hacia las mujeres. La movilización #NiUnaMenos puso en evidencia la responsabilidad del estado sobre la violencia sistemática y la  descomposición social que ataca a las mujeres, puesto que de esta manera se imponen los intereses de una minoría sobre la mayoría, como una herramienta de regimentación social de las mayorías populares.
La violencia doméstica, la violencia institucional, la crisis de la salud pública que produjo  una seguidilla de muertes maternas, la clandestinidad del aborto,  la trata de personas, la impunidad,  el trabajo precario y la crisis habitacional que tiene a la familia trabajadora viviendo en asentamientos sin los servicios básicos, estos  entre otros son los emergentes que reflejan la situación de la mujer en nuestra provincia.
En materia de salud, las mujeres sufrieron el impacto de políticas de extremo vaciamiento de salud pública por parte del Gobierno de Fellner. Desde que se inauguró el Hospital Materno Infantil, se produjeron  una serie  de muertes maternas, Fabiola Sánchez y Betiana Cruz son dos de casi una decena de víctimas. La Maternidad, no cuenta con recursos humanos y   cuando se inauguro no contaba, ni siquiera, con quirófano para brindar una atención adecuada, y bajo la categoría de ´´baja complejidad´´ el gobierno provincial procura evadir la responsabilidad de las muertes maternas.  En definitiva el fracaso de la maternidad demuestra un problema de fondo, la crisis del sistema de salud pública provincial y nacional, que sostiene enfermeras, residentes médicos y trabajadores de la sanidad con  salarios por debajo de la canasta familiar y en otros casos con largas y extenuantes jornadas laborales Por otra parte, sólo en el principal Hospital de Jujuy se atienden alrededor de 6 casos de abortos diariamente, se estima que anualmente cientos de mujeres jujeñas mueren a raíz de los abortos clandestinos (no existen cifras oficiales). No sólo ascienden los casos de embarazos adolescentes sino también embarazos infantiles, producto de violaciones y abusos que sufren miles de niñas. Agrava la situación la ilegalidad del aborto, defendida desde los sectores eclesiásticos y de la mano del propio Estado, impidiendo los abortos no punibles mediante la justicia y con la colocación de directivos objetores de conciencia en los hospitales y la justicia. Este accionar también se refleja en la aplicación de una educación sexual en las escuelas que adopta un enfoque religioso, reafirmándose en la eliminación del art 8 de la ley 1420, que establecía la laicidad de la educación.  Cabe recordar que ambos bloques políticos de la capital declararon a Jujuy ciudad pro-vida, en contra del aborto y por el escándalo que significo, tuvieron que dar marcha atrás.
Nuestra provincia es un escenario donde la impunidad y trata de personas se encuentra a la orden del día, miles de mujeres y niños son sometidos a  abusos y privación de su libertad. El Estado, lejos de atender dichos casos, funciona en estrecha complicidad con funcionarios,  jueces, fiscales y la policía que son el sostén que garantiza este negociado. Tal es así, que en el caso de Romina Aramayo, la joven de Ledesma que fue asesinada en manos de una red de trata, la justicia solo detuvo a Yesica Pantoja, amiga de Romina, una mujer también sometida a este flagelo, imputada por ´´participación secundaria en el asesinato, mientras la red que la asesino aún opera impunemente y en el lugar donde funcionaba el club nocturno ´´Wolf´´, donde Romina fue vista por última vez, fue transformado en una oficina de la policía. Mientras tanto, el actual intendente RADICAL  Raúl Jorge, pregona en su campaña que cerrara los prostíbulos, sin embargo en estos 8 años de su gestión fueron allanados en la capital jujeña varios prostíbulos, de donde se rescataron mujeres y niñas , estos ” locales nocturnos” fueron habilitados con la complicidad de las autoridades municipales.
La impunidad y la violencia de género también se reflejan en los casos de femicidios,  María Fernanda  Gonzales y Rosa Aliaga, son dos víctimas de un centenar de mujeres asesinadas, en los últimos 10 años,  por sus propias parejas. La justicia jujeña se da el lujo de funcionar a sus propios tiempos, quedó demostrado en el caso de Carola Carretero cuyo asesino (ex pareja) fue condenado después de diez años de ocurrido el hecho dejando sobreseídos a los cómplices del ex gendarme. La violencia a las mujeres proviene desde el propio Estado, el cual determina las condiciones sociales y materiales de la familia trabajadora, abusos, problemas de adicciones, falta de trabajo, etc. El acceso a la vivienda sigue siendo una demanda extendida  a lo largo y ancho del país, los planes del gobierno ha incremento los precios de las tierras, producto de una especulación inmobiliaria, haciendo inaccesible una vivienda propia. La precarización laboral que afecta principalmente a las mujeres, que acceden en los municipios u otras orbitas del estado con salarios de miseria o acceden a los trabajo más precarios, como el trabajo domestico o la venta ambulante entre otros.
En este contexto, el próximo ENM es una instancia donde las mujeres de todo el país podremos llevar nuestros reclamos y coordinar las luchas, se desarrollará días antes de las elecciones y batallaremos en él para que las mujeres comprendan que nuestros derechos no llegarán de la mano de las variantes ajustadoras de Fellner, M. Sala (FUyO)  o Morales del  UCR y sus variantes nacionales, Scioli,  Massa, Macri y Stolbizer.
Ninguna otra fuerza política ha sido capaz de desenvolver una consigna y una orientación que plantee la independencia del movimiento de mujeres y de su lucha. Se han limitado a hablar de la "emergencia en violencia de género", vacía de contenido, basada en la falsa orientación de que el Estado capitalista es capaz de cumplir un rol asistencial que dé salida a este flagelo.  La batalla cultural nada tiene que ver con los planteos kirchneristas. No existe ninguna posibilidad de terminar con la misoginia en la sociedad sin que el movimiento de mujeres luche unificadamente contra los gobiernos que defienden el régimen capitalista, que entrega la educación al dogma clerical del sometimiento de la mujer y los niños.

Vamos juntas al Encuentro Nacional a impulsar la organización independiente de las mujeres y la construcción de una alternativa política propia de la mano del Frente de Izquierda. Llamamos a las mujeres de Jujuy a organizarse junto al Plenario de Trabajadores en esta perspectiva.

Vamos a defender la agenda de las mujeres:

Ø  Basta de Violencia contra las Mujeres. Apertura de los libros de las comisarías, comisiones investigadoras independientes  incluyendo a familiares de víctimas, organizaciones populares y de mujeres que luchan contra la impunidad. Elección de los Jueces especializados en violencia de género por el voto popular de las mujeres, los cargos deberán ser revocables y no vitalicios.
Ø  Por la Elección de un Concejo Nacional de las Mujeres  Autónomo votado por las mujeres, con cargos revocables y con independencia del Estado.
Ø  Trabajo en blanco y salario mínimo igual a la canasta familiar. No al Ajuste
Ø  Jardines maternales, extensión de las licencias materno- paternales.
Ø  Abajo la objeción de conciencia en ámbitos de la salud. Aborto legal, seguro y gratuito. Anticoncepción gratuita y adecuada. Separación de la Iglesia del Estado.
Ø  Triplicación en el presupuesto sanitario, que elimine el déficit material, que erradique el trabajo precario mediante el pase a planta, mejoras en infraestructura.
Ø  Desmantelamiento de las redes de trata.
Ø  Vivienda propia y adecuada para las trabajadoras. Urbanización de los asentamientos y plan de obras públicas  para brindar los servicios esenciales.

    Pase a planta de todas las contratadas y trabajadoras de planes sociales