lunes, 29 de septiembre de 2014

JUJUY: FUERA LA PROSCRIPCIÓN ELECTORAL



En 1985, el PJ y la UCR jujeños instauraron un código electoral absolutamente antidemocrático. Establece un "piso" electoral del 5% del padrón para acceder a la distribución de los cargos, que se eleva hasta un 7 u 8% de los votantes. Ese régimen ha permitido una consolidación artificial del dominio de estos dos partidos, que ostentan más del 80% de los cargos legislativos.

Sin ese piso restrictivo, el Frente de Izquierda hubiera obtenido en las últimas elecciones dos cargos legislativos. Ahora, y en medio del debate sobre la representación electoral de las minorías, se ha introducido un planteo de contrabando: la vuelta a la Ley de Lemas.

Por esta vía, los que gobiernan quieren conjurar una crisis política de envergadura. El PJ provincial podría perder la provincia en 2015 y está buscando un sistema que le sume votos de otros sectores; se especula con una lista de Unidos y Organizados (Milagro Sala) que adhiera al candidato que proponga el Frente para la Victoria. Sala, que no hizo una buena elección el año pasado, acuña la frase papal a favor del gobernador "hay que ayudarlo a Eduardito (Fellner)".
Para meter la reforma, la prenda de canje con el radicalismo sería un cambio en la coparticipación municipal, tema reclamado por la UCR de la provincia.

Desde el Partido Obrero rechazamos el intento de reinstalar la Ley de Lemas, una medida que violenta el voto popular y busca perpetuar en el poder a la actual camarilla de gobierno. Lanzamos una campaña para la derogación del piso proscriptivo del 5% del padrón, que tiene el objetivo, hoy más que nunca, de dejar a la izquierda fuera de la Legislatura.

 Iñaki Aldasoro