martes, 31 de mayo de 2016

El anuncio oficial: un chantaje a dos millones de jubilados

No caben dudas que los fondos buitre han tenido mucha más suerte que los jubilados argentinos. Recibieron del gobierno Cambiemos una propuesta de pago de la deuda pendiente –que habían comprado a la vigésima parte de su valor actual- con una quita no mayor al 25%. Para cancelarla, el país debió endeudarse por un capital que será duplicado a lo largo de diez años.

En cambio, la “reparación histórica” que acaba de anunciar Mauricio Macri implica el default para el 70% de la deuda acumulada con los jubilados argentinos, como resultado de los reajustes que no se hicieron a las jubilaciones entre enero de 2002 y diciembre de 2006. El dirigente del partido obrero destacó que solo una minoría de los jubilados, los que iniciaron una demanda, tendrán acceso al pago del 50% de la deuda; el resto, a pagar en cuotas. Pero para aquellos que no tienen sentencia, sólo se les reconocerá hasta cuatro años de retroactividad, lo que implica el desconocimiento de una parte de la deuda. Pero el “plato fuerte” de la confiscación son los 1.800.000 jubilados restantes, el 80% de los afectados: los que ingresen al “acuerdo” sólo percibirán el reajuste de sus haberes actuales, pero a cambio deberán renunciar definitivamente a cualquier reclamo por los retroactivos adeudados. El gobierno explotará, de ese modo, las jubilaciones de miseria vigentes (y que dejaron los K). 
Liquidación del fondo de garantía
Los resarcimientos para llevar adelante esta extorsión serán pagados con los rendimientos del Fondo de Garantía del Anses, o sea, con los propios fondos jubilatorios. El Tesoro, que se había quedado con los haberes no liquidados, no pondrá un peso.  A partir de estos desembolsos, la “reforma” será el pretexto para avanzar en la liquidación del Fondo de Garantía, para su reconversión en una “comisión” que examine la “sustentabilidad” del sistema previsional.  Los pasos del desguace continuarán con la venta de las acciones en grandes corporaciones capitalistas que la Anses había heredado de las AFJP.  El golpe al “fondo de garantía” será la excusa, no para su recapitalización en base a que la clase capitalista eleve sus contribuciones (y pague todos los aportes evadidos), sino para una reforma previsional reaccionaria. Sus puntos más salientes ya han sido anunciados: aumento de la edad jubilatoria, por un lado, y creación de una jubilación subasistencial -“asignación universal por vejez”, del otro. El dirigente del PO de Jujuy, Iñaki Aldasoro declaró que “la ´flexibilización´ de las condiciones de los jubilados las vemos hoy, donde se subió la edad para acceder a la jubilación universal a los 65 años (para hombres y mujeres). En Argentina el 40% de los trabajadores tiene un trabajo precario o en negro, o sea que a casi uno de cada dos argentinos les espera una jubilación de indigencia”.

Blanqueo
El gobierno dice que los fondos a recaudar por el “blanqueo” a los capitalistas evasores serán destinados a bancar esta “reparación histórica”.  Por su parte Iñaki Aldasoro destacó que el blanqueo ha abierto una crisis en el gobierno y en la oposición patronal “algunos sectores plantean que no se pueden blanquear capitales de funcionarios que no lo hayan declarado en su patrimonio y empresarios que hayan hecho negocios con el estado. Este operatoria es similar al blanqueo de capitales del gobierno kirchnerista, donde al eliminarse la responsabilidad penal de los propietarios de los fondos que se blanqueaban, le daba el visto bueno a empresarios y funcionarios”. En cuanto al blanqueo laboral (también anunciado en el paquete) no es un secreto que está asociado a una “reforma laboral”, o sea, a una reducción general de los derechos de quienes ingresen a un trabajo.
Al caballo de Troya de Mauricio Macri, le oponemos el pago integral de todas las deudas acumuladas por el fallo Badaro, sobre la base de un impuesto extraordinario a los capitalistas evasores; la imposición del 82% móvil del último mejor salario percibido y la recapitalización del fondo de garantía en base a la elevación de los aportes patronales. 
PARTIDO OBRERO JUJUY
Contacto: 
Iñaki Aldasoro 155316008