viernes, 15 de mayo de 2015

VUELVEN LAS TOMAS DE TIERRAS EN JUJUY

El lunes 5 de mayo, a la madrugada, una importante movilización del Frente de Gremios Estatales (principalmente del Seom) junto al Movimiento Tupaj Katari, ocupó unos terrenos en Campo Verde (San Salvador de Jujuy) ante las reiteradas promesas incumplidas de entrega de viviendas a este sector. Un padrón que armaron los compañeros del asentamiento registraba 1.500 familias anotadas.
Como caracterizamos en nuestra conferencia partidaria, en Jujuy el problema de la vivienda, que tuvo repercusión nacional durante la toma del triángulo en 2011 y generó un reguero de asentamientos en la provincia, no se ha solucionado. Al revés, se ha agudizado la contradicción entre una espectacular especulación inmobiliaria y la existencia de miles de familias trabajadoras sin acceso a una vivienda.
En su momento, el gobierno intentó "paliar" esta crisis a través de la implementación del programa "un lote para cada familia". Sin embargo, esta medida, y la presión política de levantar varios asentamientos, sólo logró contener la situación explosiva de ese primer momento, pero luego desnudó el negocio de punteros lucrando con las necesidades de los trabajadores. "Un lote para cada familia" resultó ser un parche a la miseria. En 2011 se calculaba que había, en la provincia, 50.000 familias sin vivienda; cuatro años después, y bajo todo concepto (Instituto de Vivienda, cooperativas, Procrear, entrega de lotes y otros) se entregaron alrededor de 20.000. De manera que miles de familias continúan sin vivienda. Y los nuevos asentamientos continúan sin servicios, sin cordón cuneta y sin financiamiento para que las familias construyan sus casas.
Desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda hemos denunciado varias veces esta situación; planteamos que hay que reservar el 40% del suelo urbano para el desarrollo de viviendas, única manera de luchar contra la especulación inmobiliaria que pone el precio de la tierra por las nubes. El ParlaNOA que se sesionó aquí en 2013 aprobó esta propuesta, pero los legisladores de Jujuy jamás se interesaron por llevarla al recinto.
En nuestra plataforma hemos propuesto un plan concreto para asegurar una vivienda a cada familia trabajadora de la provincia: la declaración de utilidad pública y reserva del 40% del suelo urbano para un plan de obras públicas que construya vivienda populares de acceso universal, un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, terratenientes y especuladores; urbanización de todos los asentamientos; plan de obras para brindar los servicios básicos a todos los barrios de Jujuy.

 El gobierno ha judicializado el conflicto; mientras que en otros años, cuando se trataba de sus socios políticos, siempre planteaba un acuerdo. Han procesado a los principales dirigentes del Frente de Gremios Estatales, particularmente al "Perro" Santillán, bajo la carátula de usurpación. Han librado la orden de desalojo, dando un plazo de 20 días para la ejecución. A la par de armar un operativo para "aislar" al movimiento, ofreciendo convenios con el Instituto de Vivienda provincial a otros sindicatos.

Iñaki Aldasoro