viernes, 17 de julio de 2015

Legislador Radical acusado de violencia de género. El Estado es responsable.

Ante las acusaciones públicas que recibió el Diputado Provincial de la UCR, Humberto López, de ejercer la   violencia de género con su pareja,  realizó declaraciones   a su favor explicando que  se trató de una ´´discusión familiar´´; el montaje de la improvisada ´´conferencia´´ habla por sí mismo    ya que somete a un hecho de coerción a  su esposa exponiéndola frente a las cámaras para que trate de explicar en qué consistió la agresión. Desde ya ambos confirman que hubo por lo menos un tipo de agresión, agresión verbal,  igualmente repudiable como los diversos tipos de violencia que sufrimos diariamente las mujeres de nuestro país. En última instancia la victima admite que la discusión surgió a partir de un olvido de ella, asumiendo así toda la responsabilidad por la situación de violencia que sufrió. Una vez más, se hace responsable de sus padecimientos a las victimas. Si bien no se realizo la denuncia, la justicia debería actuar de oficio para determinar los hechos, y si hubo violencia salvaguardar la integridad de la víctima.
 A poco más de un mes de la gran movilización nacional del 3 de junio # Ni una menos, el estado y su régimen político, a pesar de haberse ´´unido´´ al reclamo, continúan siendo los garantes de la situación de riesgo en que las mujeres, sobre todo las trabajadoras y de los sectores más empobrecidos, estamos sometidas bajo la violencia institucional; expresada en un sistemático ajuste; en trabajos precarios y en negro; en la crisis habitacional; en el vaciamiento de la salud y la educación pública; en el creciente negociado de la Trata de Personas y el Narcotráfico, en los casos de Impunidad, etc.
Ante la emergencia de los derechos más fundamentales  a través de nuestras bancadas hemos presentado un proyecto de ley a nivel nacional que da cuenta de la responsabilidad que tiene el Estado en los casos de violencia de género, ya que plantea que la inoperancia de las instituciones que deben recibir denuncias y llevar adelante la protección de la mujer violentada se encuentra en la base de que el Estado garantiza las condiciones sociales que viabilizan este tipo de violencia.  También apunta a establecer las obligaciones que tiene el mismo, partiendo de revertir las condiciones sociales de las mujeres que, además de las medidas urgentes transitorias como casas refugio y centros de asistencia dotados de trabajadores de planta permanente y equipamiento adecuado, plantee la obligación de destinar el 3% de los puestos de trabajo estatales para ser ocupados por mujeres en situación de riesgo por violencia, entre otros puntos.
Con este proyecto buscamos contribuir a la movilización popular y la lucha de las mujeres, las medidas transicionales sólo pueden ser arrancadas a fuerza de grandes luchas y de la organización política independiente.

Plenario de Trabajadoras – Partido Obrero en el Frente de Izquierda