lunes, 31 de julio de 2017

JUJUY: UNA SEMANA DE PARO EN EL INGENIO LA ESPERANZA

POR EL TRIUNFO DE LOS OBREROS AZUCAREROS
El proceso de reconversión y el plan de Gerardo Morales (UCR-Cambiemos) para solucionar el conflicto azucarero en La Esperanza, hasta el momento es palabra muerta. El gobernador ha planteado que es necesario desvincular 680 trabajadores para que pueda llegar un grupo inversor privado para hacerse cargo del ingenio, pero desconoce el Acta de Audiencia firmada por miembros de su propio gabinete, como el Ministro de Trabajo y Empleo Jorge Cabana Fusz, el diputado Fabián Tejerina en representación del Ingenio La Esperanza y el secretario de Trabajo y Relaciones Laborales, Juan Ignacio Palermo, el 12 de enero del corriente año, en la cual el gobierno se compromete a satisfacer los créditos laborales de los trabajadores hasta el momento en que el inversor privado se hiciera cargo, garantizando las fuentes de trabajo de los obreros hasta la venta del ingenio.
 Lo único que “cumplió” fue pagar el retiro voluntario de 70 trabajadores (aunque no en los términos acordados, ya que lo que se pagó está muy por debajo de lo que corresponde), que era uno de los puntos que se venían reclamando y que se dio luego de la importante asamblea que decidió parar.
 Acciones de lucha
 El día lunes 24, los obreros fueron al paro por tiempo indeterminado con permanencia en las puertas de fábrica. Recién ese día, y con paro de por medio, el gobierno depositó los 120 mil pesos (no se puede llamar indemnización) a cada obrero que aceptó el “retiro voluntario”. El día martes 25, se reunió la Comisión Directiva del Sindicato (SOEA) con miembros del Ministerio de Trabajo para discutir algunos puntos de la demanda, con el objetivo de llegar a un acuerdo e ir resolviendo el conflicto con la fábrica en marcha. El gobierno no dio ninguna respuesta al reclamo de los trabajadores. Es en este marco que se resolvió movilizar hacia la ciudad de San Pedro, cabecera de la región. El miércoles 26, los trabajadores emprendieron una marcha de más de 4 km junto a vecinos, familiares, organizaciones sociales y de Derechos Humanos, partidos políticos, etc, de la cual también participó el Partido Obrero de Jujuy.

Este tercer día de paro, entre cantos y banderas flameando, los cientos de compañeros que se dirigieron caminando desde La Esperanza hacia San Pedro (de donde proviene el 90% de los trabajadores) y las decenas de motos con sus bocinas y el paso firme y veloz que la situación ameritaba, lo hacían para hacer sentir su reclamo y para exigirle al intendente Julio Bravo (UCR) que intervenga directamente en el conflicto. Mientras la gran columna obrera fue recibida por los vecinos con aplausos y muestras de solidaridad, Bravo huía del municipio para escapar de su responsabilidad de pararse del lado de los trabajadores para defender sus puestos laborales.
Conciliación obligatoria, rechazada
En este contexto, el Ministerio de Trabajo y Empleo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria y se convocó al SOEA a una audiencia para el viernes. Esta maniobra por parte del gobierno provincial es totalmente arbitraria, ya que el Estado pretende ser juez y parte en el conflicto, y sólo conmina a los obreros a volver a la fábrica sin ningún avance en las negociaciones. Esta acción refleja la orientación del gobierno, que actúa en connivencia con las patronales en esta avanzada sobre el conjunto de las conquistas de los trabajadores.
Luego del rechazo de la conciliación obligatoria por parte del SOEA, el cuarto día de paro se realizó una caravana en la Ruta Nacional 34 desde Arrayanal hasta la entrada a San Pedro, como otra modalidad de protesta, ante la falta de repuesta por la desafectación de los empleados de la fábrica a la jornada laboral de zafra, de mejores condiciones de trabajo y seguridad, falta de equipamiento de trabajo y ante la falta de información sobre los posibles inversores (o “inversores fantasmas” como los llaman los obreros) y la falta de claridad sobre la situación del ingenio.
 El quinto día de paro se resolvió, en asamblea, continuar con la medida por tiempo indeterminado ante la ausencia de respuestas por parte del gobierno.
 El gobierno sigue tensando la cuerda y ha amenazado con no pagar los días no trabajados, inclusive no pagar la quincena.
 Por un segundo congreso de la FAR
 En este marco, desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda planteamos nuestra completa solidaridad y disposición con los obreros, y reforzamos nuestro planteo sobre la necesidad de convocar a un segundo Congreso Azucarero de la FAR (Federación Azucarera Regional) para poder superar el aislamiento de conflictos particulares y poder discutir de conjunto qué medidas tomar entre todos los trabajadores azucareros de Jujuy y Salta para evitar los atropellos de las patronales privadas y los gobiernos que las apoyan. Ante el cuadro de avanzada sobre las conquistas laborales de las patronales azucareras es urgente la realización de una jornada de lucha del conjunto de los trabajadores de los cinco ingenios que integran la FAR. Esto la daría fuerzas al conflicto de La Esperanza, San Isidro y de Ledesma, ya que ante estos tres ataques no se anunció ninguna medida.
 Más que nunca, resulta imprescindible que el movimiento obrero del azúcar resuelva un fuerte plan de lucha en defensa de sus puestos de trabajo y de las condiciones laborales.
 Se puede ganar
 Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda creemos que la importante marcha del 26 de julio y el apoyo de las familias es una muestra de que a esta lucha se la puede ganar. Debemos desarrollar fuertemente las instancias asamblearias, confiar en la fuerza de las bases obreras, sin depositar expectativas en el gobierno ni en los partidos de la coalición del ajuste.
 Apertura de los libros. Control obrero de las finanzas y de la producción.
 Ningún despido ni desvinculación. Todo adentro.
 Liquidación de todas las sumas adeudadas a los obreros y entrega de los equipos de trabajo.

 Paula Retambay


PARO DE LOS TRABAJADORES DEL INGENIO LA ESPERANZA

Necesitamos un segundo congreso azucarero.
Los obreros del ingenio La Esperanza lanzaron desde este lunes un paro en reclamo por el pago atrasado de sueldos y del aguinaldo y contra la modificación de las condiciones laborales y la situación de los trabajadores que optaron por pasar a la administración pública en el cuadro de una reducción del personal planteada por el gobierno, entre los principales reivindicaciones. El pliego fue debatido y aprobado en asamblea.
 En conferencia de prensa, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, atacó duramente a los trabajadores de La Esperanza por el paro e hizo responsable al sindicato si como consecuencia del paro no se produjera la venta del Ingenio y se retiran los inversores interesados.
 Vaciamiento estatal y privado
El ingenio La Esperanza supo ser un coloso en la provincia, pero actualmente sólo cultiva una fracción de sus 70.000 hectáreas. Hoy el ingenio muele alrededor de 2.000 toneladas diarias cuando debería moler entre 5.000 y 7.000.
 Su último administrador privado fue el Grupo Roggio, que “arrendó” el ingenio por dos cosechas y luego se retiró. El gobierno de Fellner y un “equipo técnico” nacional y, luego, Morales con aval de Macri se han hecho cargo de la administración del ingenio, con resultados desastrosos.
 El gobernador anunció que se iba a hacer cargo de los sueldos de los obreros hasta el 31 de diciembre de 2016, fecha límite para sellar el acuerdo con el grupo inversor que se haría cargo del Ingenio. Sin embargo, todavía no hay ninguna oferta seria en la mesa. Ocurre que los capitalistas exigen, como condición para hacerse cargo del ingenio, una serie de condiciones: reducción de personal, exenciones impositivas, beneficios fiscales, etc.
El inicio de zafra se demoró más de un mes ante la falta de recursos para poner en condiciones el ingenio y pagar los sueldos a los obreros. Hace dos semanas se largó la zafra con la tradicional misa y, sin embargo, todavía no ha salido una bolsa de azúcar de la empresa. El sindicato denuncia que la falta de inversión provocó serios problemas con las máquinas (explosión de tuberías, averías en trapiche, rotura de calderas, etc).
El estado provincial está cumpliendo el papel de “liquidador” de los trabajadores y de sus conquistas. Para esto se ha valido de una “ley de emergencia”, votada por todos los bloques legislativos, que habilita al poder ejecutivo a tomar “toda medida necesaria y suficiente” para reactivar el ingenio: esto es retiros voluntarios bajo extorsión, pase de trabajadores a la administración pública, reforma de las condiciones laborales. En definitiva, todo un paquete de ajuste sobre los trabajadores.
 La salida es con los trabajadores adentro
En un cuadro de reactivación de la producción y exportación azucarera, beneficiados por exenciones impositivas, por la suba del precio interno y por los subsidios al bioetanol no hay excusas para el planteo ajustador de reducción de personal en el ingenio.
El Estado (nacional y provincial) es acreedor del 95% de la deuda del ingenio. Se trata, por lo tanto, de una empresa virtualmente estatizada que el gobierno pretende privatizar. Frente a este escenario, planteamos que la salida no es venderla a precio de remate sino ponerla bajo control de sus trabajadores, única vía alternativa luego de años de fracaso de gestión privada.
La producción bajo control obrero sería una fuerte palanca de desarrollo económico y social de la zona, teniendo en cuenta las 70 mil hectáreas que posee el ingenio; si es necesaria una reconversión, que sea planificada y dirigida por los propios trabajadores.
Para esto es necesario plantear que caiga la ´ley de emergencia´ que habilita la reducción drástica de personal; que se abran los libros contables para saber cómo se utilizan los fondos que inyecta el Estado; sobre esta base, planteamos el control obrero de las cuentas y la producción para poner en funcionamiento óptimo el ingenio. Estos planteos son los que llevamos al Congreso de la Federación Azucarera Regional de Salta y Jujuy realizado en mayo y fueron aprobados por los trabajadores: Ningún despido en el Ingenio La Esperanza. Derogación de las leyes de ajuste. Control obrero de la producción y las finanzas del Ingenio.
El congreso también votó un paro de todos los ingenios ante cualquier agravio o provocación de las patronales contra los trabajadores. Ya se registran tres –el desconocimiento de las elecciones del sindicato de Ledesma, el despido de trabajadores en San Isidro y la avanzada en La Esperanza– sin que se haya realizado ninguna medida. Por el carácter de conjunto de la avanzada, es necesaria también una respuesta de conjunto del movimiento obrero. Por eso planteamos que es necesario un segundo congreso de las FAR que discuta una salida en función de los intereses de los trabajadores.
Abajo la Ley de Emergencia 5929/16 que habilita despidos y reducción de personal.
 Control obrero de las cuentas y de la producción.
 La responsabilidad por el vaciamiento del Ingenio es de los empresarios y los gobiernos de turno.
 Abajo las “apretadas” del gobernador Morales a los obreros que defienden sus fuentes de trabajo.

Iñaki Aldasoro



CAMBIEMOS ARRANCA SU CAMPAÑA ELECTORAL CON UNA CRISIS (EN LA SALUD)

Apenas comenzada la campaña electoral, la fórmula apadrinada por Gerardo Morales (UCR-Cambiemos) tuvo su primera crisis. El candidato a senador en primer término, Mario Fiad, tuvo que presentar su renuncia como ministro de salud. El gobierno argumentó que el ministro renunciaba para dedicarse exclusivamente a la campaña electoral. Sin embargo, éste había rechazado renunciar a su cargo argumentando que no iba a abandonar la función y seguiría trabajando por "la salud de los jujeños".
 Jujuy vive un cuadro de vaciamiento de la salud pública que se ha potenciado bajo el nuevo gobierno, esto ha llevado a crisis en diversos hospitales, donde los trabajadores han denunciado la falta de recursos humanos y de insumos, los profesionales de la salud vienen realizando paros e inclusive han llegado a medidas extremas como la presentación de renuncias masivas como método para ser atendidos por el gobierno, como sucedió con los médicos del hospital San Roque, del Soria y el hospital de Palpalá.
 La salud en Jujuy, al borde del colapso
 La salud en Jujuy viene sufriendo un proceso de vaciamiento que se arrastra desde el gobierno anterior. Inclusive, en el cuadro donde Eduardo Fellner (PJ) anunciaba obras para el sector, se acentuaba el vaciamiento: recordemos que el gobierno anterior inauguró la Maternidad en San Salvador de Jujuy sin quirófano, y que este hecho fue trágicamente famoso por el fallecimiento de Fabiola Sánchez, joven que fue a dar a luz a la maternidad y no pudo ser atendida como corresponde.
 Bajo el gobierno de Morales, luego de prometer inversiones y un reconocimiento salarial para los profesionales, especialmente los que tienen que ir al interior, el cuadro de vaciamiento se ha acentuado. Han estallado conflictos en los hospitales del interior y de la capital. La situación se agrava porque más del 60% de la población en Jujuy se atiende en hospitales. Hace unos meses, un acampe de vecinos en el playón del hospital de Perico, exigiendo mejoras y subir de categoría el hospital para poder recibir atenciones más complejas, mostró al gobierno montando un acto electoral durante las fiestas patronales y donando… una ambulancia.
 Frente a este escenario, donde se multiplican las voces que denuncian la crisis en la salud, Morales ha decidido aceptar la renuncia del ministro de salud y así poder 'despegarlo' de su responsabilidad en la crisis de la salud pública en la provincia. Es decir, cae como resultado de la crisis del sistema sanitario provincial.
 En su lugar, ha asumido Gustavo Bouhid, hasta ahora delegado provincial del Pami Jujuy. En su función, Bouhid ha seguido la línea del gobierno nacional, defendiendo la quita de prestaciones y un ajuste en la obra social de los jubilados; así que podemos imaginar el rol de continuidad de esta en la cartera de salud.
 En estas elecciones se ponen todos los papeles sobre la mesa: de un lado el Frente de Izquierda, que defiende una alternativa política de los trabajadores, las mujeres y la juventud; y del otro los responsables políticos del vaciamiento de la salud en la provincia de Jujuy.


Iñaki Aldasoro


INGENIO LEDESMA: VICTORIA OBRERA CONTRA EL ESTADO

El 6 de julio se realizaron las elecciones en el Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros del Ingenio Ledesma (SOEAIL). Resultó vencedora la Lista Gris, encabezada por Vargas, que tendrá su tercer mandato consecutivo. Votaron más de la mitad de los afiliados: 1715 sobre 3236 (53%). La Gris obtuvo 1531 votos (89%), la Verde 146 votos (8,5%), la Roja 34 votos (2%) y 4 votos fueron en blanco. La lista Roja era identificada por los obreros como la más afín a la patronal, la Verde provenía de un sector que se había presentado en 2014 y su campaña se centró en sacar “trapitos al sol” de la actual directiva sin mayores elementos.
 ¿De qué elecciones estamos hablando?
 Las patronales de los ingenios están librando una ofensiva sistemática contra los trabajadores.
 El primer Congreso de la Federación Azucarera Regional (FAR), realizado este año, presentó un pliego reivindicativo que parte de un piso salarial de $ 23.300 para todos los obreros de los ingenios de Salta y Jujuy y una campaña contra la persecución judicial de las comisiones directivas de los sindicatos, entre ellos el de Ledesma.
 Las elecciones en el SOEAIL estaban convocadas para el 16 de junio, sin embargo el ministerio de Trabajo nacional las suspendió haciendo lugar a dos cartas documentos de ex integrantes de la lista Gris que cuestionaron a la Junta Electoral y suspendió la elección antes que la propia Junta pudiese contestar. Al estar convocada la elección el último día del mandato, se corría el riesgo de que el gobierno pidiera la intervención del sindicato. El gremio convocó una asamblea, que fue masiva, el 26 de junio donde alrededor de 600 obreros votaron poner fecha a las elecciones para el 6 de julio. Días antes de la elección, el jefe de asuntos legales de la empresa Ledesma solicitó la intervención de la obra social (OSPAIL) aduciendo que el mandato estaba finalizado: una avanzada contra la familia obrera, contra los recursos del sindicato (una parte sustancial de los recursos del gremio van a la obra social) y la punta de lanza para avanzar sobre el propio sindicato. Un día antes de la elección, el 5 de julio el Ministerio de Trabajo envió una nota declarando la “ineficacia jurídica” de lo resuelto en la asamblea que convocó a las elecciones. En este escenario, la patronal y el Estado se jugaron a fondo para vaciar la jornada, pero la Comisión Directiva decidió mantener la elección frente a este ataque.
 El 6 de Julio, frente a la negativa de la empresa de ceder los espacios para los cuartos oscuros, la directiva armó gazebos en las calles internas y alrededores para que los trabajadores pudieran votar. En otra acción para vaciar la jornada, las restantes dos listas retiraron sus votos al mediodía argumentando que la elección no contaba con el aval del Ministerio de Trabajo, lo que terminó de retratarlas como cómplices de la ofensiva del gobierno y de la patronal. En las condiciones creadas por esta ofensiva y el retiro de las listas “opositoras”, que haya votado el 53% es una clara victoria de los trabajadores contra la injerencia del Estado – como agente de la patronal – en la organización obrera.
 En 2011 y 2014, la lista Gris había ganado las elecciones en un escenario donde competía contra más listas y en elecciones más parejas. A través de las luchas que se dieron en los últimos años se ha producido una clarificación de tendencias entre el bloque de fuerzas que constituye la actual Directiva y las listas pro patronales de oposición.
 Un laboratorio de la lucha de clases
En 2014 hubo una gran lucha en El Talar (donde se produce aproximadamente un tercio de la caña que muele Ledesma). Los obreros reclamaban una serie de reivindicaciones, entre las cuales la principal era el pase a planta, ante la tercerización que la patronal ha impuesto para varias actividades. Luego de casi un mes de conflicto, este se resolvió con el pase a planta de los obreros pero con el despido e indemnización de los delegados, los verdaderos motores y organizadores de esa lucha. Comenzó así una etapa de victorias limitadas (una paritaria, alguna mejora en condiciones laborales) pero en el marco de terribles imposiciones al conjunto de los trabajadores en cuestiones estratégicas como son las condiciones laborales. En este escenario, la patronal de Ledesma logró imponer el turno relevante (los obreros de El Tabacal enfrentaron en su momento un lock out patronal en 2016 por más de 70 días contra esta modificación del régimen laboral, y hasta el día de hoy no se ha logrado imponer).
 En 2016, en el marco de la paritaria, la policía reprimió a los trabajadores que pretendían ingresar a la planta para reclamar por el salario, frente a la provocación de la empresa, que no realizaba oferta alguna. El SOEAIL respondió con el corte de la ruta nacional 34 en el acceso al pueblo de libertador General San Martín (donde se encuentra el Ingenio) y el gobierno de Gerardo Morales denunció penalmente a obreros y dirigentes del gremio y aplicó una multa millonaria al sindicato. El conflicto por la paritaria se zanjó por encima de la pretensión patronal (un mínimo de $ 17.000), pero a fines de 2016, la patronal arremetió de nuevo imponiendo la modificación del convenio colectivo de trabajo por contratos individuales entre la patronal y el obrero, saltando al gremio, que se conoció como “H3”. Este acuerdo pretendía, sobre la base de pagar unos pesos más en el salario, la pérdida de las categorías, la libre disposición de los trabajadores por parte de la empresa, entre otros ataques. La reforma laboral de Brasil entre nosotros.
 La batalla pendiente por la independencia obrera
 En 2015, la Comisión Directiva del SOEAIL apoyó políticamente a Gerardo Morales y Massa para las elecciones, inclusive prestó el sindicato para un acto de esta fuerza en Ledesma. Antes, habían apoyado el emprendimiento electoral de Milagro Sala. Aunque han denunciado a Morales por su política contra los trabajadores, nunca se conoció una reflexión pública sobre este abandono de la independencia obrera, primero a favor del gobierno supuestamente nacional y popular, luego a favor de Cambiemos. Esto es doblemente importante para una dirección que ha tenido el mérito de enfrentar a los mismos a quienes llamó a votar y a la que le esperan batallas decisivas frente a una de las patronales más negreras que conoce el país. La industria azucarera está organizada en el CARNA (Centro Azucarero Regional de la Nación Argentina), forma parte de la base social de Cambiemos y es cabeza de puente de la reforma laboral que intenta el oficialismo. Es significativo que el sector azucarero sea uno de los más reactivados del agro, sin embargo hay conflictos en todos los ingenios porque las patronales, en un cuadro de ganancias e inversiones multimillonarias, plantean modificar todas las condiciones laborales del sector, llevándolos a las condiciones de cien años atrás.
 El SOEAIL forma parte de la fracción de la CTA Autónoma identificada con la Unidad Popular de Víctor de Gennaro, en la que actúa el PCR. Pero los trabajadores azucareros de Ledesma deben reflexionar seriamente si se los quiere inducir al voto a este movimiento político, porque forma parte de la coalición gobernante, es decir de Cambiemos a través de la lista de 1 País (Massa).
 Llamamos a una campaña por el reconocimiento de las elecciones en el SOEAIL, por el retiro de todas las demandas judiciales contra directivos y trabajadores, por la victoria de la lucha planteada en la paritaria.
La alternativa en Jujuy es clara: o los candidatos de Blaquier o el voto al Frente de Izquierda. Construyamos juntos el Partido Obrero.
Iñaki Aldasoro




viernes, 7 de julio de 2017

EL PANORAMA POLÍTICO QUE ARROJA EL CIERRE DE LISTAS

Si bien el gobernador Morales se muestra confiado en que tiene la elección “atada”, se ha revelado incapaz de plantear una salida a la bancarrota de la provincia ni siquiera en sus propios términos.
 Está empantanada desde hace una año la privatización del Ingenio La Esperanza (esta semana el ministerio decretó conciliación obligatoria por el reclamo de pagos adeudados), siguen los conflictos en el Ingenio Ledesma, donde el gremio enfrenta al gobierno provincial, que ha estrechado lazos con la patronal de Blaquier. Jujuy ha más que duplicado su deuda pública en 18 meses, producto del megaendeudamiento por la construcción del Parque Solar, sumado a otros gastos. Los municipales y estatales están en un plan de lucha contra el recorte que pretende dejar afuera del Estado a cientos de trabajadores. Han estallado conflictos en las salud y en educación, donde el gobierno avanza en una política desguace, atacando a los docentes, cerrando carreras e institutos, etc.
 En este cuadro, se abre un importante campo para la intervención de una alternativa política independiente de los trabajadores, que pueda llegar a un sector más amplio aún del que ha conquistado el FIT en la provincia.
 Panorama electoral
 El frente de gobierno, una alianza entre la UCR y el Frente Renovador massista, se presenta dividido en las próximas elecciones legislativas para reforzar sus respectivos armados nacionales. Morales, a su vez, cree que la dispersión del “voto peronista” en nueve listas (tres por el FR y seis por el PJ) lo beneficia de cara a octubre y hasta podría modificar el esquema de poder en el frente gobernante.
 El Frente Jujuy Cambiemos, integrado por la UCR, el PS, el PRO, la CC/ARI, entre sus principales miembros, lleva de candidatos a diputado nacional a Gabriela Burgos (UCR), y en segundo término a Osmar Monaldi (PRO). Para senadores lleva en primer término a Mario Fiad, ministro de Salud, muy repudiado por los trabajadores del área por la falta de obras y los bajos salarios, lo que ha llevado a una serie de manifestaciones, paros e inclusive renuncias masivas como método de reclamo.
 Por el lado del Peronismo Renovador, que dirige el vicegobernador Carlos Haquim, se presentarán 3 listas que responden a 3 sectores diferentes: el que responde al propio vicegobernador con Pedro Segura (empresario, presidente de Gimnasia y Esgrima de Jujuy) y a Ignacio Sadir (empresario, presidente da la cámara empresarial jujeña); el sector del Partido Blanco de los Trabajadores, que lleva a Carlos Snopek y Marcelo Abraham; y la lista Encuentro Jujeño, que postula a Marcelo Nasif y Carlos Canteros.
Las Paso para el PJ presentan una serie de particularidades: compiten seis listas internas en la perspectiva de “arañar” un lugar en las provinciales de octubre. El PJ jujeño se encuentra intervenido y su interventor, Celso Jaque, ha planteado que un esquema para el armado de las listas provinciales (se renuevan 24 legisladores y la mitad de todos los concejos deliberantes) se arme con el resultado de las listas que se presentan en las Paso nacionales. Esto ha llevado a que muchos sectores, tanto del interior y como de la capital, armen sus propias estructuras de cara a las nacionales, para tratar de estar en las listas provinciales de octubre. El otro elemento particular de la interna del PJ es que ninguna lista se reivindica kirchnerista, se hace cargo de su pasado en el FpV, ni se encarama como ´representante de CFK en Jujuy´, mucho menos del ex gobernador Fellner, a pesar de que varios formaron parte de su gobierno. Tampoco ninguna lista se manifestó a favor de Randazzo, lo que demuestra que la especulación y el oportunismo de acomodarse con los resultados “en la mano” marcan su sino.
 Las principales listas llevan a Rubén Rivarola y Walter Barrionuevo; a Liliana Fellner y Adrián Mendieta y a Guillermo Snopek y José Luis Martiarena. Con diferentes matices y tonos en el discurso, las listas se plantean como una “oposición responsable” que pretende “ayudar al gobierno a tomar las medidas correctas”, lo que demuestra que no hay un planteo alternativo de parte del peronismo, sino que continúa la colaboración de la ´coalición del ajuste´ .
 Con los plazos vencidos, la justicia decidió aceptar la lista de MILES que se presenta bajo el nombre de Unidad Ciudadana (había caído su presentación como alianza). Esta lista, que se presenta como la lista K en Jujuy, lo hace completamente debilitada: el mayor agrupamiento K de la provincia, el Frente Unidos y Organizados, planteó que no va a participar de las elecciones mientras “Milagro esté presa”; tampoco participa La Cámpora, y el kirchnerismo universitario ni siquiera se ha pronunciado públicamente. El juzgado electoral también aceptó la lista del MST, que se presenta como Nueva Izquierda, sin tener nada de nuevo, y su único objetivo es el de dividir los votos con el FIT. Desde la detención de Milagro Sala y el posterior desmembramiento de la Red de Organizaciones Sociales (cooptadas en su mayoría por Morales), el MST ha dejado de intervenir activamente en la provincia. Por su parte, el PCR, no tendrá intervención electoral, tras no haber alcanzado un acuerdo con su socio histórico en la provincia, el MST.
 Frente de Izquierda: una lista de los que enfrentamos al ajuste
 El Frente de Izquierda presenta una lista de lujo de cara a estas elecciones. Encabezan la lista a senadores: Gastón Remy, docente universitario y dirigente del PTS, y Paula Retambay, docente de Ledesma y referente del PDT y el Partido Obrero; para diputados nacionales, Alejandro Vilca, referente del PTS y obrero de recolección, y Andrea Rúa, docente y referente del PDT en la capital. Las listas las completan Natalia Morales, Iñaki Aldasoro, Julio Mamani, Victoria Mendez Torrez, “Chopper” Eguez, Estela Colqui y Andrea Gutiérrez.
 El Partido Obrero pone su militancia y su experiencia en los conflictos que se están produciendo en la provincia, desarrolla una fuerte campaña para instalar al FIT como la referencia política de los trabajadores.

IÑAKI ALDASORO



JUJUY TIENE LA TASA MÁS ALTA DE FEMICIDIOS (PERO MORALES Y SAPAG NO SE DAN POR ALUDIDOS)

El Registro Nacional de Femicidios (órgano de la Suprema Corte de Justicia) reveló que en 2016 la provincia de Jujuy tuvo la tasa más alta de femicidios (10 casos). En lo que va de 2017, otras seis mujeres fueron brutalmente asesinadas por violencia de género, incluida una niña de 8 años. Estos datos indican una incidencia del 2,68% de víctimas fatales cada 100.000 habitantes, triplicando a la ciudad de Buenos Aires, que muestra un 0,86%.
 Estas cifras reflejan uno de los motivos por los cuales el movimiento de mujeres viene dando una enérgica batalla contra el Estado y sus gobiernos, que recrean permanentemente las condiciones de extrema violencia que tiene a las mujeres como sus principales víctimas.
 En nuestra provincia en los últimos años –incluida la transición del gobierno de Fellner a Morales–, se acrecentaron significativamente los asesinatos de mujeres. La creación de la Secretaría de Paridad y Género, los diferentes centros de atención y los Juzgados Especializados, recién creados, no pudieron poner freno a esta gran problemática que sufren miles de jujeñas.
 El Estado es responsable de los femicidios, ya que sus distintas instituciones garantizan la reproducción de la miseria social y de la violencia que se desprende de ella. En numerosos casos están involucrados miembros de las fuerzas de seguridad, lo que demuestra la formación misógina y represora de los agentes. El caso impune de Romina Aramayo (2014) demostró el vínculo de las redes de trata con los empresarios de la noche y oficiales de alto rango de las fuerzas de seguridad. En el 2016, el comisario Silvio Quiroga de la ciudad de Palpalá fue denunciado por una efectiva tras sufrir hostigamientos reiterados, al punto de apuntarla y amenazarla con su arma reglamentaria; en octubre del mismo año, Carina Gutierrez de 30 años fue asesinada de un tiro en la cabeza por parte de su pareja Víctor Chauque, miembro de la policía de Tilcara, quien se ahorcó luego de asesinarla.
 En febrero del 2017, el caso de Nahir Mamaní (20) nuevamente  puso en tela de juicio al gobierno y a la titular de Secretaría de Paridad, Soledad Sapag, quien en reiteradas declaraciones, y sin ningún prurito, culpabilizó a la víctima y a su familia por el terrible desenlace que sufrió la joven madre. Cada nuevo femicidio demuestra el terrible grado de descomposición social en el que nos encontramos. En mayo, apareció calcinado el cuerpo de Alejandra Oscari en la ciudad de San Pedro; Alejandra fue quemada mientras se encontraba con vida por su padrastro quien aparentemente la sometía a una relación de abuso. Pero para Sapag el problema central es la cultura machista de la sociedad jujeña, una forma de desentenderse de la responsabilidad que le cabe al Estado y a sus instituciones en la agudización de la violencia, sobre todo cuando la totalidad de las víctimas fueron mujeres de las clases sociales más pobres y vulnerables.
 En una provincia donde históricamente las mujeres fuimos y somos carne de cañón de los ataques del Estado y los gobiernos de turno, estas cifras confirman la situación insostenible de violencia y barbarie, que pretende aleccionar a las mujeres, a la juventud y al conjunto de la clase obrera; para llevar a cabo con éxito el ajuste brutal que cada día destruye las mínimas condiciones de vida de las familias trabajadoras. No podemos olvidar que Jujuy es la provincia donde el Estado, su Justicia y la Iglesia condenaron a Romina Tejerina, víctima de violación, y absolvieron a su violador; una provincia donde la mirada condenatoria de muchas jujeñas hacia la víctima, se halla condicionada por la miseria social que las rodea. Es un régimen social y político el que nos oprime y cuyo último eslabón son los brutales femicidios que van en ascenso.
Desde el Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero venimos  organizando, acompañando a los familiares de las víctimas y participando de las numerosas luchas en las que denunciamos la responsabilidad del Estado. El cambio de gobierno de los partidos patronales demuestra que no está en sus intenciones terminar con la violencia hacia las mujeres: sólo la lucha y la construcción de un cambio desde las bases sociales y por un gobierno de la clase trabajadora son los que liberarán a la mujer del yugo de la opresión y explotación.
 Ni una menos. Basta de femicidios.
 Fuera Sapag.

 Por un Consejo Autónomo de las Mujeres independiente, que sea electo y revocable.

ANDREA RUA 


jueves, 6 de julio de 2017

Declaración del Partido Obrero sobre las elecciones en el sindicato azucarero de Ledesma.

Desde el bloque de diputados del Partido Obrero de Salta reforzamos nuestra solidaridad con los trabajadores azucareros y su sindicato (SOEAIL) y denunciamos la arbitrariedad por parte del Ministerio que busca intervenir de hecho en la vida sindical del SOEAIL en el marco de una elección y de las paritarias violando la democracia sindical.

Desde el Partido Obrero defendemos la decisión de los obreros azucareros, quienes a través de las elecciones sindicales que se están llevando adelante, luego de la suspensión impuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación y por el último intento de invalidar las elecciones que hoy se están desarrollando, se mantienen firmes defendiendo su sindicato, sobre todo, de cara a las paritarias en curso. El ataque va directo al quiebre de la organización sindical para imponer salarios de miseria y precarización laboral.

Rechazamos la injerencia del estado sobre las organizaciones obreras, ya que son los obreros los que deben determinar quiénes dirigen su sindicato y no la patronal y el estado. 
¡Vamos por la defensa de las organizaciones sindicales!

Pablo López, diputado nacional del PARTIDO OBRERO 
Julio Quintana y Claudio Del Plá, diputados provinciales del PARTIDO OBRERO

6 de julio de2017




martes, 4 de julio de 2017

PRESENTACIÓN DE CANDIDATOS DEL FRENTE DE IZQUIERDA

PARTE DE PRENSA

El miércoles 5 de julio  el Frente de Izquierda realizará una conferencia de prensa para presentar a sus precandidatos de cara a las PASO del 13 de agosto. Con listas únicas el FIT integrado por el Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas se presentara en 22 provincias. En Jujuy presentamos una  lista 100% de trabajadores que enfrentaran  el ajuste en curso.

Encabezan la lista a Senadores Nacionales: Gastón Remy, docente universitario y dirigente del PTS, y Paula Retambay, docente de Ledesma y referente del PDT y PO; para Diputados Nacionales: encabeza  Alejandro Vilca, referente del PTS y obrero de recolección, seguido por Andrea Rúa, Docente y referente del PDT en la capital. Las listas las completan Natalia Morales, Iñaki Aldasoro entre otros.
Iñaki Aldasoro referente del Partido Obrero manifestó que, “El gobierno de Morales ha sido incapaz de plantear una salida a la bancarrota de la provincia ni siquiera en sus propios términos. Está empantanada desde hace un año la privatización del Ingenio La Esperanza, siguen los conflictos en el Ingenio Ledesma, donde el gremio enfrenta al gobierno provincial que ha estrechado lazos con la patronal de Blaquier”. Por otra parte enfatizo que “Jujuy ha duplicado su deuda pública en 18 meses, producto del mega-endeudamiento por la construcción del Parque solar, sumado a otros gastos. Los trabajadores municipales y estatales están en un plan de lucha contra el recorte que pretende dejar afuera del estado a cientos de trabajadores. Han estallado conflictos en las salud y en educación, donde el gobierno avanza en una política desguace.”
Por su parte, Paula Retambay se refirió a la situación de la mujer en la provincia: “Jujuy es una provincia movilizada contra todas las formas de violencia que sufren las mujeres, esta semana El Registro Nacional de Femicidios, órgano de la Suprema Corte de Justicia, reveló que en el  2016 la provincia obtuvo la tasa más alta de femicidios, 10 casos en 2016 y 6 casos en lo que va del año, lo que indica una incidencia del 2,68% de víctimas fatales cada 100.000 habitantes, triplicando a la Ciudad de Buenos Aires que muestra   un 0,86%. Situación que se ha profundizado con el nuevo gobierno. Ninguna medida parcial que ha tomado el gobierno logró contener o atenuar la situación, por eso vemos la necesidad de crear un Consejo Autónomo de la Mujer, electo y revocable por las mujeres, con autonomía financiera, responsable de todas las políticas de protección de las mujeres”.
Para finalizar Andrea Rúa manifestó, “que el Frente de Izquierda es el único bloque independiente del régimen de ajuste. El llamado al voto al FIT asume, la defensa de todas las reivindicaciones de los trabajadores de cara a la crisis nacional que se asoma. Salimos  firmes  a conquistar el voto de los obreros, la mujer y la juventud, para que el convulsivo período que se viene cuente con un programa y una salida de los trabajadores.
La presentación de los precandidatos se realizará en la Café Logros sito en calle independencia 448, a partir de las 10.00 hs.
Contactos
Andrea Rúa                388-4305364
Paula Retambay        381-5457327

Iñaki Aldasoro            388-5316008

LOS TRABAJADORES DE SALUD MENTAL VAN AL PARO

Los trabajadores del área de salud mental del Hospital San Roque anunciaron que a partir del lunes 3 de julio dejarán de prestar servicio de Guardia de Salud Mental en dicho nosocomio. La medida es tomada a partir de las irregularidades en los pagos de los salarios, de la situación de  precarización laboral en la que se encuentran muchos profesionales  y del desmantelamiento que sufre dicho área, que no cuenta con las condiciones materiales necesarias para brindar un servicio como corresponde, hecho que se fue agravando progresivamente  desde que se creó el servicio en 2012.
 Los trabajadores denunciaron que la guardia está cada vez más vaciada y los casos que tienen que atender son cada vez más graves, lo que ocasiona que no se pueda prestar el servicio a los pacientes como corresponde, por lo que se vulnera el derecho a la salud mental (El Tribuno de Jujuy 1/7).
 Por otra parte, anunciaron que el miércoles se realizará una asamblea intersectorial para impulsar acciones comunes. También exigirán que  la Legislatura trate  la adhesión a la Ley Nacional N° 26.657 de derecho a la protección de la salud mental, puesto que si bien la misma fue aprobada en 2016, aún no fue reglamentada, lo que ocasionaría que no se contemple una partida presupuestaria para el servicio de salud mental en la provincia.
 Otro eslabón  en el vaciamiento de la salud pública
 A fines del año pasado, hubo renuncias masivas de profesionales de distintos hospitales de la provincia, para obligar al gobierno a dar respuesta ante las demandas de aumento salarial.
 Las denuncias sobre la falta de recursos e infraestructura, de insumos y la escasez de recursos humanos, es una constante que se repite en todos los hospitales de la provincia. En marzo, en la localidad de Susques, los profesionales de la salud denunciaron la falta de infraestructura y equipamiento del hospital y los Centro de Atención Primaria de la zona, a lo que se sumó el reclamo por las malas condiciones salariales y laborales de los trabajadores. En mayo, los vecinos de la ciudad de Perico se movilizaron y realizaron acampes para denunciar el vaciamiento del Hospital Arturo Zabala y el proceso de arancelamiento de varios tratamientos y la falta de médicos.
 Esta situación pone de manifiesto el estado  progresivo de desmantelamiento de la salud pública por parte de los sucesivos gobiernos. A partir de  la puesta en marcha del “Plan Universal de Salud” de Macri, se profundizó y reforzó  una política de destrucción de la salud pública, que afecta por igual a trabajadores y pacientes, un plan que busca avanzar hacia la privatización de la salud.
 Mientras tanto, el actual ministro de salud de la provincia Mario Fiad (UCR-Cambiemos), el principal responsable político del ajuste en el sistema de sanitario, niega que exista una crisis sanitaria,  mientras encabeza la lista de senadores por Cambiemos para las próximas elecciones.
 Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda llamamos a defender la salud pública, gratuita y universal y exigimos el aumento inmediato del presupuesto para la salud, salario inicial igual a la canasta familiar para todos los trabajadores.

Estela




INGENIO LEDESMA: OBREROS ENFRENTAN ANULACIÓN DE LA ELECCIÓN GREMIAL

En asamblea, los trabajadores decidieron defender al sindicato azucarero del Norte (S.O.E.A.I.L), cuyos comicios fueron ilícitamente anulados por el gobierno nacional.
El 26 de junio, los obreros y empleados del Ingenio Ledesma, reunidos en asamblea, votaron por unanimidad la defensa de su gremio ante los intentos por parte del gobierno y la patronal negrera de Blaquier de avanzar sobre la organización de los trabajadores.
 El Ministerio de Trabajo de la Nación decidió anular las elecciones previstas para el 16 de junio, por la denuncia, 48 horas antes, de supuestas irregularidades en la conformación de la junta electoral por parte de dos ex integrantes de la lista Gris (que dirige el gremio).  La arbitrariedad del Estado en la intervención fue total: pese a que los obreros han cumplido con todos los pasos legales, el Ministerio decretó la anulación de los comicios antes de que la propia junta electoral pueda dar una respuesta a las exigencias referidas en la carta documento. Un claro ejemplo de cómo el gobierno no respeta ningún tipo de “legalidad” ni debido proceso cuando tiene que avanzar sobre la organización de los trabajadores.
 Esta intromisión por parte del Ministerio se produce en medio de la discusión paritaria, lo que demuestra que esta avanzada sobre el gremio también busca quebrar el reclamo de un salario inicial de $23.300, recientemente votado por todos los gremios azucareros de Salta y Jujuy en el Congreso de la FAR (Federación Azucarera Regional), que se realizó en El Tabacal.
 No es un hecho aislado
 Desde el Partido Obrero, venimos caracterizando la situación del sector azucarero, señalando que las patronales han cerrado filas con los gobiernos contra los trabajadores. Es uno de los sectores agroindustriales más reactivados, por el alto precio del azúcar y el negocio del bioetanol, entre otros; sin embargo, las patronales han planteado una reconversión de las condiciones laborales de los obreros, lo que significa un mayor grado de flexibilización, pérdida de conquistas y un ataque al salario.
 El año pasado, en medio de la discusión salarial, los obreros tuvieron que recurrir al corte de ruta en Libertador General San Martín ante la intransigencia de la patronal, que actuó en todo momento con la venia del gobierno, al punto que fue el propio gobernador jujeño Gerardo Morales el que denunció penalmente a los obreros por el corte e impuso una multa millonaria al gremio.
Es en este escenario que se producen una serie de ataques a los obreros azucareros: recordemos la huelga de 72 días en el Ingenio Tabacal contra el turno relevante (que la patronal sigue tratando de imponer), la salida liquidacionista del gobierno jujeño que prevé una reducción de dos tercios del personal en el Ingenio La Esperanza y el reciente lock out patronal y planteo de despidos de trabajadores en el Ingenio San Isidro.
 Convocatoria a asamblea
 En este cuadro, con la anulación de las elecciones y la posibilidad de una intervención al gremio por parte del Ministerio (la elección estaba convocada en los márgenes del vencimiento del mandato), la comisión directiva convocó una asamblea extraordinaria para el 26 de Junio.
 Los trabajadores colmaron las instalaciones del gremio, votando la extensión del mandato de la Comisión Directiva saliente, hasta que se elija la próxima CD; se refrendó lo actuado por la Junta electoral cuestionada y se eligió al tercer miembro de la misma. Por otro lado, se acordó como fecha de elecciones el día 6 de julio.

 Desde el Partido Obrero saludamos a los trabajadores,  que con plena convicción se hicieron presentes en el gremio ante los rumores de una posible intervención, y saludamos también la concurrida participación a la asamblea,  ejerciendo la democracia sindical con los métodos históricos de la clase obrera. Sin embargo, llamamos a los trabajadores a estar atentos y alertas, ya que es necesario tener en claro el rol que juega la patronal y el gobierno contra los trabajadores y sus organizaciones, buscando avanzar contra las conquistas históricas de la clase obrera y se va a valer de cualquier elemento para ello. Sólo la claridad del rol que han jugado en estos procesos, nos puede preparar para alcanzar nuestros objetivos.

Paula Retambay

MORALES MONTA UN NEGOCIADO CON LA EXCUSA DE LA ENERGÍA SOLAR

 Desde su asunción en 2015, el gobernador jujeño Gerardo Morales viene haciendo campaña con la instalación de plantas solares en la Puna para generar energía renovable y ecológica. Fue partícipe de la comitiva de Macri en su gira por Asia para cerrar acuerdos en China al respecto. Ha anunciado una batería de anuncios de inversión en la provincia, todavía ninguno firme, en un cuadro de recesión económica y de pérdida de puestos de trabajo.
 La Legislatura votó a fines del año pasado la ley N° 5949, donde habilita al Ejecutivo a tomar créditos por hasta 450 millones de dólares para la construcción de las plantas. El Export Import Bank of China (Exim Bank) financia el proyecto del Parque Fotovoltaico Cauchari I, II y III, que prevé una generación de 300 megavatios.
 Al regreso de la gira, el gobernador dijo que el Parque Solar era el proyecto más avanzado y que en junio vendrán los técnicos de China a trabajar con los técnicos locales. Sin embargo, ante una serie de impuestos imprevistos que la provincia no tomó en cuenta, la Legislatura salió a votar, con el aval de Macri, la Ley N° 6019 que habilita a la provincia para emitir títulos o bonos hasta 210,5 millones de dólares, para cubrir el faltante. Esta ley necesitaba una mayoría de dos tercios de los votos, y la votaron los radicales y aliados, massistas y aliados, un diputado del FpV y dos ex Unidos y Organizados (ahora socios de Morales).
Además, la Legislatura ha votado poner como fondo de Garantía los ingresos que recibe la provincia por coparticipación federal: o sea, los salarios de los empleados públicos.
 El gobierno de Cambia Jujuy ha duplicado la deuda provincial en un año y medio de gestión, pasando de 7 mil millones a más de 16 mil millones de pesos. Además, anunció la toma de deuda para compra de cámaras y equipamiento de seguridad en China (con la empresa ZTE), y para la planta de tratamiento de residuos sólidos (GIRSU).

Negocio redondo para los chinos
 En este acuerdo, los chinos armaron un negocio redondo: por un lado le venden a la provincia las celdas fotovoltaicas, y por el otro le dan un crédito al estado de Jujuy para pagarlas.
 El crédito será cubierto por la venta de energía a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESSA).  La compra de energía se garantiza a 59,75 dólares el Mw (megawatt) durante veinte años.
 Grandes anuncios, pocos cambios
 El gobierno ha planteado que la instalación del parque va a generar 600 puestos de trabajo directo y unos 1000 indirectos. Lo que no aclara es que será trabajo eventual, ya que luego de la instalación de los paneles, sólo quedará un grupo reducido que realizará tareas de mantenimiento. Con respecto a los puestos indirectos, tampoco hay certezas, ya que todo el material de China va a venir por el Pacífico y entrar vía Chile, a través del Paso de Jama hasta la Puna, lo que significa que una parte significativa de estos trabajos, como puede ser el transporte con camiones, se realizará casi íntegramente desde Chile.
 ¿Energía Verde?
El gobierno ha planteado en reiteradas oportunidades que Jujuy se va a convertir en la primera provincia en generar energía ecológica, renovable, en cantidades para satisfacer las necesidades de ciudades enteras. Sin embargo, esto hay que tomarlo con pinzas. Jujuy tiene una empresa privada de distribución y comercialización de la energía, EJESA, con sus plantas transformadoras instaladas en pleno ejido urbano: en los barrios Malvinas y Punta Diamante. Desde hace años los vecinos vienen luchando para sacar las plantas de la ciudad, por ser altamente contaminante y ante el crecimiento de los casos de cáncer en los barrios afectados.

 El Partido Obrero rechaza el hipotecamiento de generaciones de trabajadores y el endeudamiento provincial para este gran negociado. Propone un impuesto progresivo a las grandes fortunas y grandes concentraciones económicas para cubrir los costos de instalación. Plantea la apertura de los libros y el control popular de los gastos. Y plantea el retiro del ejido urbano de las plantas transformadoras.

Iñaki Aldasoro