jueves, 28 de julio de 2016

Ledesma: el desenlace del conflicto azucarero

Luego de una dura lucha, se está cerrando el acuerdo paritario entre el Ingenio Ledesma y el sindicato azucarero.
 
Según el convenio suscripto, el salario de un trabajador del ingenio alcanzará los 13.700 pesos de básico en mayo de 2017 y 16.066 pesos en mano, por debajo del acuerdo conquistado por los trabajadores del Ingenio San Isidro. Restan cerrar aún las negociaciones sobre las condiciones de trabajo. Las discusiones continuarán sin medidas de fuerza que las respalden.
 
Los trabajadores del ingenio sufrieron la represión del gobernador Gerardo Morales, que encaró la derrota de la huelga como una cuestión de Estado. Hasta la víspera, el sindicato mantuvo expectativas en que el gobierno iba a mediar a favor de los trabajadores. Por el contrario, Morales reprimió la movilización de obreros que pretendía tomar la zona de la planta de gas para paralizar la producción y obligar a la patronal a sentarse a negociar. Luego, con el conflicto ya cerrado, pretende aplicar multas de 6.000 pesos a cada obrero que cortó la ruta, y ha atacado al fiscal federal por no haber desalojado el corte con la policía. Por su parte, la empresa anunció que no pagará "los salarios caídos de los empleados que se plegaron al paro sin acatar la conciliación obligatoria dispuesta por la provincia de Jujuy" (www.las24horasdejujuy.com.ar).
 
Balance
 
El levantamiento de las medidas de fuerza se produce tras una semana de corte de ruta, al finalizar la marcha por la Noche del Apagón, el jueves 21. Ese día se movilizaron casi diez mil personas, que sumaron a las consignas de la marcha la solidaridad con la huelga azucarera.
 
La dirección del sindicato convocó a una asamblea en el corte para informar que los paritarios reunidos con la patronal y el ministro de Trabajo acordaron levantar el paro y el piquete y volver a trabajar, a cambio del compromiso de la patronal de no tomar represalias y seguir negociando la paritaria -pero con la empresa funcionando al cien por ciento. Este es el marco en el que se continúa discutiendo el resto del petitorio de los obreros de Ledesma.
 
Los ingenios en Salta y Jujuy han librado en el último período luchas aisladas en cada región. La federación azucarera, los integra a todos, no ha convocado a un plan de lucha general, a pesar de la arremetida de todas las patronales para modificar las condiciones de trabajo.
 
Una lucha de conjunto hubiera establecido otra correlación de fuerzas. Del mismo modo, en el caso de la lucha de Ledesma, hubiera sido clave una campaña dirigida a la población. No la hubo. Recién pasados seis días de corte hubo una movilización autoconvocada de familiares de los obreros, que reunió a 300 personas que marcharon por la ciudad buscando la solidaridad con el conflicto. Tampoco se garantizó la logística necesaria en el piquete para una medida que se prolongaría en el tiempo (baños químicos, carpas, elementos para combatir el frío, etc.), además de la comida. El desgaste jugó a favor de la empresa y el gobierno.
Llamamos a todos los trabajadores a hacer un balance y sacar las conclusiones necesarias, sobre la base de esta experiencia, para reforzar la lucha contra el ajuste.

Jujuy: marcha del Apagón, con los trabajadores azucareros

Este jueves 21 de Julio se realizó en Ledesma la “marcha del apagón”, en un marco particular, ya que no sólo se conmemoraba su 40 aniversario, sino que también se llevaba adelante un paro por tiempo indeterminado con corte de ruta por parte del Sindicato del Ingenio, ante el reclamo de aumento salarial.
Se llama la “Noche del Apagón” a la sucesión de cortes de luz provocados en las localidades de Calilegua, Libertador General San Martin y El Talar entre el 20 y el 27 de julio de 1976, durante los cuales fueron secuestradas 400 personas; sobre todo, trabajadores del ingenio Ledesma, del gremio del azúcar y estudiantes. Treinta y tres permanecen desaparecidas.
La marcha se realizó desde Calilegua hasta Libertador, como todos los años, pero el acto se realizó sobre la ruta, apoyando al corte y la lucha de los obreros del Ingenio, que vienen sosteniendo una dura lucha por su salario y condiciones laborales y tuvieron que soportar la represión de la gendarmería.
La marcha fue masiva –casi diez mil personas- aunque menos numerosa que en años anteriores. El dato significativo fue la caída en picada de la movilización de las agrupaciones k, especialmente de la Tupac Amaru, que atraviesa un proceso de disgregación política muy fuerte.
Nuestro partido se movilizó y el diputado nacional Pablo López intervino por el Partido Obrero. López saludó la lucha de los trabajadores de los ingenios. “Si triunfa la lucha de los obreros, refuerza las luchas de todos los trabajadores para enfrentar el ajuste”. López  trazó una delimitación de los bloques políticos patronales, planteando que así como Gerardo Morales reprime en Jujuy, también reprimen las gobernadoras kirchneristas de Tierra del Fuego y Santa Cruz, lo que le valió un tibio abucheo de los K y el aplauso de sectores independientes. Cerró su discurso destacando que el mejor homenaje a las víctimas del Apagón era el triunfo de la lucha de los trabajadores contra la misma patronal cómplice de los secuestros en la dictadura.
De la marcha también participaron diputados  y legisladores del kirchnerismo. Entre ellos, Pietragalla, el Cuervo Larroque, Gabriela Alegre y Aníbal Ibarra. En sus discursos, previsiblemente, pasaron por alto la lucha contra el ajuste y la represión en las provincias gobernadas por el peronismo. El eje de sus intervenciones fue el pedido de libertad a Milagro Sala. Por el PTS intervino Natalia Morales, que se sumó sin distinción al reclamo de los K por Sala.
A medida que avanzaban las intervenciones y caía la noche, se fueron retirando las delegaciones y columnas. La delegación del Partido Obrero se quedó junto a los obreros en el corte hasta las 21, cuando la comisión directiva del sindicato llegó para informar que la asamblea del gremio, después de horas de discusión, resolvió levantar el piquete y el paro, a cambio de que no hayan represalias contra los trabajadores y de seguir discutiendo los puntos de la paritaria.