sábado, 24 de septiembre de 2016

¡Perpetua a Juan Lopez por el asesinato de ROSITA JUAREZ

¡Perpetua a JUAN JOSE LOPEZ por el asesinato de ROSITA JUAREZ!
¡UN PRECEDENTE PARA QUE NO HAYA MAS MUJERES ASESINADAS!

La condena a cadena perpetua de Juan José López , alias “el chacal” es una demostración cabal de que la movilización y la organización son las mejores herramientas para que los femicidas vayan presos.
El caso de Rosita Juárez, la joven de Libertador, secuestrada, violada y asesinada por un reincidente el 2 de febrero de 2015, no podía no obtener como condena la prisión perpetua, que contempla la imputación de privación ilegitima de la libertad, abuso sexual con penetración, homicidio doblemente calificado por criminis causa y femicidio. Pero para ello fue fundamental la organización familiar, el acompañamiento de organizaciones de mujeres, organizaciones sociales que levantaron las banderas de justicia por este atroz asesinato.
Esta condena refuerza la lucha por justicia de las decenas de casos de femicidio que en la provincia siguen impune.
Sin la histórica lucha del movimiento de mujeres de Argentina no se hubiera conseguido poner sobre la agenda social y política, la violencia que vivimos las mujeres, en todas sus formas. Al gobierno de Cristina Kirchner logramos arrancarle la ley contra la violencia de género, a pesar de que no hubo, ni en el anterior ni en el actual gobierno, ningún intento por otorgarle un presupuesto acorde a la magnitud del problema que se cobra vidas de mujeres a diario en nuestro país.
La iniciativa del NI UNA MENOS dejó planteado que la movilización popular es una herramienta de fuerte presión  para los jueces misóginos. Desde el PDT estuvimos apoyando este reclamo, llevando a las marchas de NI UNA MENOS de Jujuy, el caso de ROSITA JUAREZ exigiendo JUSTICIA, como los de otras compañeras asesinadas en todo este tiempo, denunciando la responsabilidad del estado en distintos órdenes, como cuando se niega a investigar las redes de trata y sus vínculos con la policía, empresarios, e incluso la misma justicia; o cuando habilitan prostíbulos bajo el mote de “wiskerias” o “clubes nocturnos”; o como cuando las denuncias por violencia no quieren ser registradas por la policía  como tal; o como cuando no se le brinda asistencia económica y psicológica a las víctimas de violencia de género y a sus hijos. Tanto es así, que el mismo estado y sus jueces se niegan en innumerables casos a juzgar a los asesinos y golpeadores como femicidas, como forma de encubrir el disciplinamiento hacia las mujeres.
La movilización por el Ni una menos, desde el año pasado a este tiempo, muestra que el movimiento de mujeres no va a perdonar ningún fallo misógino ante cualquier caso de femicidio.
Solo la movilización, la organización y la lucha, rinden.
Fue histórico el fallo el del caso de Rosita Juárez. Pero ni los familiares ni  el movimiento de mujeres hubiéramos aceptado otro.

                    Organización de Mujeres PLENARIO DE TRABAJADORAS- JUJUY