domingo, 15 de mayo de 2016

MACRI EN LIBERTADOR, PARA DARLE LA DERECHA A BLAQUIER

Macri llega a Jujuy a bendecir el inicio de la zafra en el Ingenio Ledesma, propiedad de la familia Blaquier. Años atrás, Cristina Kirchner hacía lo mismo. Es que la convivencia pacífica entre empresarios explotadores y presidentes de turno es una necesidad para mantener el régimen de explotación contra los trabajadores. La ola de despidos (más de 140.000) con la que asumió este gobierno, hubiera sido imposible sin la estructura de precarización laboral, tercerización y trabajo en negro que dejó el gobierno de CFK. La posibilidad de quedar sin trabajo, la inflación galopante que devora el bolsillo de los trabajadores son los temas de debate de cualquier familia trabajadora mientras los patrones y empresarios como Blaquier siguen amasando fortuna, gracias a beneficios millonarios que acuerdan con los gobiernos, como son los subsidios, las exenciones impositivas y acuerdos comerciales (aumento del corte de etanol en nafta).

Macri y Morales intentan presentarse en sociedad como los paladines de la justicia, los que vinieron a luchar contra la corrupción. En realidad se trata de un recurso político, acompañado por los medios de comunicación, que pretenden desviar la atención de los problemas de fondo que sufren los trabajadores, jóvenes y mujeres: la falta de trabajo, falta de oportunidades, el aumento de tarifas, aumento del costo de vida, etc. Además es un recurso limitado, no pueden ir a fondo porque atacarían sus propios intereses, como quedó demostrado con las cuentas off shore, y en la provincia con la connivencia de funcionarios políticos con el desvío de fondos y la subejecución de obras.

En Jujuy, la situación de los trabajadores es crítica. Más de 1000 puestos de trabajo perdidos en la construcción, el anuncio del cierre de Mina Pirquita, la incertidumbre del destino del Ing. La Esperanza, despidos y suspensiones en Aceros Zapla, despidos en el comercio y en la administración pública.

Mientras esto pasa, los despidos continúan. Macri tuvo que reunir a la UIA para hacerles firmar un “compromiso” de no despedir trabajadores para evitar que el Congreso vote una limitada ley “antidespidos”, pergeñada por el FpV y sectores del Massismo (avala un acuerdo espurio entre empresarios y Gobierno para avalar despidos bajo las figuras de retiros voluntarios, doble indemnización, etc).

La suspensión de la sesión extraordinaria para tratar este tema por falta de quórum, demuestra que ni los partidos del régimen, ni la burocracia sindical que accedió al congreso van a mover un dedo en el recinto para evitar los despidos. Por lo tanto es ahora más que nunca que debemos organizarnos y luchar en contra de los ataques a nuestras fuentes de trabajo y por un salario igual a la canasta familiar.

Tierra del Fuego, la marcha de 50.000 trabajadores en Comodoro Rivadavia, la marcha nacional educativa del 12 de mayo marcan el único camino para frenar los despidos y ese camino es la movilización y gran paro Nacional para enfrentar el ajuste.

¡POR UN PARO NACIONAL CONTRA EL AJUSTE, LOS TARIFAZOS Y POR EL SALARIO!

PARTIDO OBRERO EN EL FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES






REPUDIAMOS LAS DETENCIONES EN EL SEOM


El Partido Obrero repudia la detención y exige la inmediata liberación de los compañeros del SEOM Santiago Seillant, Adrián Mirkin y Álvaro Sandoval.

En horas previas a la llegada de Macri a la provincia, el gobierno de Morales quiere demostrar que tiene “la casa en orden”, es por esto que ha montado un gran operativo policial para detener a los compañeros del SEOM, que vienen sosteniendo una lucha contra la precarización laboral y por el pase a planta permanente.

El miércoles pasado el SEOM movilizó hacia la municipalidad en  el marco del plan de lucha que lleva adelante por la recategorización de los trabajadores. Al llegar encontraron la municipalidad rodeada por las fuerzas policiales, impidiéndoles el acceso, lo que produjo un forcejeo que culminó con las fuerzas reprimiendo la movilización. Ante las amenazas de parte de la justicia de abrirles causas a la directiva del SEOM, esta se puso a disposición de la justicia, por lo que no había motivos para realizar allanamientos y detenciones de la manera en que fueron realizados. El gobierno continua utilizando la vía judicial como un recurso político.

Las detenciones se producen en el marco de un gobierno que está aplicando un rabioso ajuste sobre las espaldas de los trabajadores: miles de despidos, suspensiones, el salario que es devorado por la inflación. Desde Tierra del Fuego con la gobernadora Bertone, hasta Jujuy de Morales, los gobiernos utilizan la represión para regimentar a los trabajadores que se organizan para enfrentar el ajuste
Desde el Partido Obrero exigimos la inmediata liberación de los compañeros Seillant, Mirkin y Sandoval, y el levantamiento de las órdenes de detención. Repudiamos el accionar de la policía y reclamamos el pase a planta permanente de todos los trabajadores municipales.