jueves, 11 de septiembre de 2014

LA REPERCUSIÓN DE LA GIRA DE ALTAMIRA EN JUJUY

El lunes 8 de septiembre recibimos la visita de Jorge Altamira, con gran repercusión entre los medios, lo que representa una expresión del alcance que ha alcanzado la candidatura presidencial del compañero. Cada entrevista fue un debate en sí mismo: desde las iniciativas provinciales hasta la crisis financiera internacional; las alternativas políticas para 2015, el ascenso de la izquierda, la deuda y los fondos buitre, entre otras.

La jornada se cerró con una charla muy concurrida en el Aula Magna de la Facultad de Humanidades, en la que participaron docentes, empleados municipales, trabajadores de Aceros Zapla, estudiantes, trabajadores de la salud y de la construcción. El debate puso de manifiesto el alto nivel de politización de los participantes. Sobre el Congreso, Altamira explicó: “se trata de que el movimiento obrero que lucha y se organiza, que defiende sus puestos de trabajo, pueda venir a discutir y deliberar cuál es la salida, cuáles son las medidas para que esta crisis no la vuelquen sobre las espaldas de los trabajadores, como vinieron imponiendo los gobiernos en los últimos cuarenta años”.

Consultado sobre la situación política provincial, Altamira resaltó que Jujuy es una provincia con una tradición de movimientos sociales muy importantes, pero incapaces de ofrecer una alternativa política y, más precisamente, que refuerzan la atadura de las organizaciones de masas al Estado, según formas alternativas a las que usó el peronismo durante su vigencia. También aprovechó la jornada para denunciar la exigencia de un piso del 5 por ciento sobre el padrón para acceder a una representación legislativa. Destacó que tenía que ver con un sistema de corruptela, por parte del PJ y la UCR, porque les permite favorecer a un mayor número de punteros en las listas oficiales. En reuniones partidarias, Altamira insistió en reforzar la campaña contra este piso proscriptivo, que debe ser de todo el Frente de Izquierda y del conjunto de la izquierda y el movimiento obrero. Una victoria en este terreno y contra la intención de retornar a la ley de lemas incentivaría el interés del movimiento obrero por intervenir en la lucha política en curso.

La presencia de Altamira sirvió para redoblar las energías de la regional para enfrentar los próximos desafíos que tenemos: el Encuentro Nacional de Mujeres y el Congreso por la unión del movimiento obrero y la izquierda. ¡Manos a la obra!
Iñaki

LA LUCHA POR EL RECONOCIMIENTO DE LOS TRABAJADORES “CUARTAS”

INGENIO LA ESPERANZA








El lunes primero, 14 trabajadores del Ingenio La Esperanza (ILE) tomaron una de las torres y comenzaron una huelga de hambre por acuerdos que la patronal no cumplió.

Los compañeros plantean que se les pague lo acordado por la paritaria anterior, de la que sólo han cobrado un aumento del 10%. Este problema no sólo es de una parte de los obreros del Ingenio, sino del total de los trabajadores. Pero por los aprietes sindicales y de la propia patronal, no se ha masificado.

Los 14 trabajadores piden también la incorporación de 300 compañeros a planta permanente. El ingenio vive una fuerte incertidumbre debido al vaciamiento que está ejecutando el fideicomiso que actualmente lo administra.

El objetivo de los grupos capitalistas es, superexplotación mediante, producir el mismo volumen de azúcar con menos personal.

Los “cuartas” se han organizado a través de un nuevo sindicato, el Soecaile (Sindicato de obreros y empleados de capacitación del Ingenio La Esperanza). La patronal les ha ofrecido especializarse en otras tareas para poder desprenderse de ellos. Les han ofrecido ir a trabajar a la municipalidad, a la policía o armar emprendimientos, pero los “cuartas” se reivindican obreros del ingenio.

Una primera medida que tomaron fue el bloqueo del portón de acceso donde descargan la caña, medida que conmocionó a la zona. El gobierno nacional está aportándole a la patronal millones en subsidios, muchos no reintegrables. Y la patronal responde desconociendo acuerdos con los trabajadores y pretendiendo deshacerse de una porción de ellos.

Reclamamos la reincorporación de los trabajadores “cuartas” en base al reparto de las horas de trabajo con igual salario; el cumplimiento de todos los acuerdos de la paritaria. No a los despidos, retiros ni jubilaciones voluntarias.

Abajo el vaciamiento del ingenio por la municipalización del pulmón industrial administrado por los trabajadores y vecinos de San Pedro y La Esperanza en base a elecciones democráticas.
José Mendoza